Cerrar Publicidad
Cerrar publicidad
Cerrar

“Risk”, la cinta de Laura Poitras sobre Julian Assange y WikiLeaks

La primera periodista en hablar con Edward Snowden en la cinta por la que se llevó el Oscar, “Citizenfour”, vuelve a la carga.

Suscríbete a este programa
Por: - 5 julio, 2017 - Comentarios

La directora

Laura Poitras se demoró seis años en terminar “Risk”, la película sobre Julian Assange y el caso Wikileaks.

Ahora que la cinta por fin está terminada, Poitras reveló detalles del proyecto que le costó
una nominación a la Palma de Oro en Cannes, y contó cómo pasó de ser una partidaria de Assange con acceso privilegiado, a convertirse en una extraña a la que expulsaron del círculo íntimo de Wikileaks.

Tras ser la primera periodista en hablar con Edward Snowden, Poitras expuso el programa de espionaje mundial de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) (publicado en Reino Unido por The Guardian) y dirigió el documental sobre Snowden “Citizenfour“, por el que recibió un Oscar.

Hoy la entrega es la cinta sobre Assange, la cual es muy diferente al trabajo que hizo con Snowden.

Poitras había contactado inicialmente con Assange porque creía que su trabajo (también publicado en su mayoría por The Guardian) era muy importante.

Según dijo a eldiario.es “me parecía que WikiLeaks estaba haciendo un tipo de periodismo duro que tras el 11 de septiembre y durante mucho tiempo no existía. Los principales medios de comunicación habían abdicado de su responsabilidad de hacer preguntas difíciles sobre lo que estaba pasando con la ocupación de Irak y de Afganistán. Era un tipo de periodismo valiente y de suma importancia”.

Wikileaks

Cuando se lanzó en 2006, Wikileaks apuntaba a revolucionar el mundo del periodismo a través de una plataforma online que permitía a las fuentes filtrar información confidencial de manera anónima. En 2007, la organización sin ánimo de lucro descubrió que a algunos prisioneros detenidos en Guantánamo se les había negado el acceso a la Cruz Roja.

Todo cambió cuando en 2010, WikiLeaks recibió más de 700 mil documentos del Ejército y del Departamento de Estado de Estados Unidos y publicó el vídeo “Asesinato colateral”, en el que un helicóptero Apache del Ejército estadounidense mataba a 15 civiles, entre ellos dos periodistas de Reuters, mientras los tripulantes se reían de los “bastardos muertos”.

El impacto de WikiLeaks no ha cesado. Durante las campaña presidencial estadounidense en 2016 puso al descubierto el rechazo de la cúpula del Partido Demócrata a Bernie Sanders y su preferencia por Hillary Clinton. Y así sigue hasta hoy.

Julián Assange

El programador de nacionalidad australiana fue el fundador y director de WikiLeaks. En 2011, él era WikiLeaks a todos los efectos, el príncipe coronado de la transparencia.

Según detalla Poitras a eldiario.es a la directora le llevó un poco de tiempo lograr que Assange le permitiera entrar. Incluso, en una parte de la cinta Poitras señala que “es todo un misterio por qué confía en mí, porque creo que no le caiga bien”.

Assange conocía el trabajo de Poitras, y creía que la realizadora iba a documentar de manera fiel al héroe que había detrás de tan revolucionario trabajo. Algo que Poitras hizo con el retrato de un hombre de principios ansioso por sacar a la luz a las instituciones secretas que dan forma a nuestras vidas. Pero también vemos a un Assange pretencioso, graciosamente crédulo, narcisista, paranóico, mesiánico.

Risk

 

Vía: eldiario.es

 

Comentarios

¿Quieres saber más?

Suscríbete a nuestro Newsletter y recibirás lo mejor de Radio Duna: podcast, noticias, opinión, música y más.

Suscríbete a nuestro Newsletter