Cerrar Publicidad
Cerrar publicidad
Cerrar

Condenan a cadena perpetua a los “señores de la muerte” de la dictadura Argentina

Los acusados fueron enjuiciados por los crímenes cometidos en el siniestro centro clandestino ESMA que afectaron a 789 víctimas.

Suscríbete a este programa
Por: - 30 noviembre, 2017 - Comentarios

Uno de los juicios más grandes de la historia de Argentina ha terminado. La Justicia determinó sentencia contra tres de los principales rostros de la dictadura trasandina, responsables de la tortura aplicada a sus víctimas en la siniestra Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

Se trata de  Alfredo Astiz, “El Ángel de la muerte”Jorge “El Tigre” Acosta y Ricardo Cavallo, alias “Sérpico” . Además, en este juicio Mario Daniel Arru, Alejandro Domingo D’Agostino, Francisco Armando Di Paola y Gonzalo Torres de Tolosa, fueron condenados a cadena perpetua por su responsabilidad material en esos vuelos de la muerte, consignó El Mundo. 

En la denominada causa ESMA III se investigaron crímenes que afectaron a 789 víctimas. Astiz, Acosta y Cavallo han sido condenados por privación ilegítima de la libertad e imposición de tormentos a perseguidos políticos, entre otros delitos.

Desde que comenzó la investigación en 2012, han muerto 14 de los 68 acusados. La Justicia indagó  el funcionamiento interno de la ESMA, el siniestro centro clandestino que albergó a cientos de activistas de izquierdas secuestrados por los “grupos de tareas” de la dictadura. 

Este proceso ha sido especialmente complejo porque nadie sobrevivió a los vuelos de la muerte, por tanto no hay testigos, y prácticamente ningún militar, salvo Adolfo Scilingo, ha confesado jamás que sabía de su existencia o participó en ellos. Los abogados de las víctimas han tenido que hacer una enorme labor de investigación con la escasa documentación de vuelo conservada para probar que existieron.

Revisa lo que comentamos en Duna en Punto

Comentarios

¿Quieres saber más?

Suscríbete a nuestro Newsletter y recibirás lo mejor de Radio Duna: podcast, noticias, opinión, música y más.

Suscríbete a nuestro Newsletter