*

The Huffington Post distinguió la película chilena “Una mujer fantástica”

El columnista del diario, Octavio Salazar, destacó la película mencionando que “además de una bellísima historia de amor, es una llamada de atención sobre lo mucho que nos queda por madurar en materia de igualdad”.

Suscríbete a este programa
Por: - 3 enero, 2018 - Comentarios

El diario The Huffington Post destacó la película chilena “Una mujer fantástica” a través de una columna escrita por el profesor titular de Derecho Constitucional y responsable del grupo de investigación Democracia, Pluralismo y Ciudadanía en Argentina, Octavio Salazar, quien catalogó la cinta como más que “una bellísima historia de amor, es una llamada de atención sobre lo mucho que nos queda por madurar en materia de igualdad”.

La película chilena dirigida por Sebastián Lelio, fue seleccionada para competir por el Oso de Oro en la competencia principal de la 67° versión del Festival Internacional de Cine de Berlín, además, fue designada como la representante de Chile en la 90° edición de los Premios Óscar en la categoría mejor película de habla no inglesa y en la 32° versión de los Premios Goya en la categoría de mejor película iberoamericana, además de estar preseleccionada para los Oscar. 

Como relata Salazar, “en ella, asistimos al drama de una mujer transexual que, tras la muerte del hombre con el que mantiene una relación, se ve privada de cualquier derecho, empezando por el más inmediato y urgente: el derecho al duelo. En esta encrucijada, Marina, que todavía no ha conseguido cambiar su nombre de hombre en el carnet de identidad, se sentirá obligada a demostrar a los demás, pero también a sí misma, que es una mujer cabal, honesta, trabajadora y luchadora. Y que era y es una mujer enamorada. A wonder woman”, cuentó Salazar.

El columnista destaca que el filme logra “hacer que la espectadora y el espectador se sientan interpelados por la historia de una mujer a la que se le niegan derechos por el hecho de que su sexo sentido no se corresponda con el puramente biológico”.

“Marina no solo es discriminada por un sistema legal que continúa marcado por el determinismo biológico y por el binomio que nos encasilla en función de los genitales, y que no olvidemos que es uno de los grandes pilares del orden patriarcal, sino también por una sociedad en la que ella sigue estando en la categoría de lo monstruoso. Y por lo tanto en el extremo perverso que la sitúa del lado de la delincuencia, de la peligrosidad social o, en el mejor de los casos, de la rareza que debe ser tolerada pero no reconocida”, señaló.

La hermosa entrega de Daniela Vega

El escritor del Huffington Post enfatizó en que “es una hermosa y contundente película gracias a la entrega absoluta de su protagonista”.

“Daniela Vega es una actriz transgénero que ocupa la pantalla prácticamente durante todo el metraje y que nos seduce con todo el dolor, y con toda la rebeldía, que transmiten sus ojos, su cuerpo y hasta sus silencios. Daniela podría ser la primera actriz transgénero en ser nominada a los Oscar en la categoría de mejor interpretación femenina, lo cual supondría una auténtica revolución en los esquemas que durante siglos han servido para construir simbólicamente quién es hombre y quién es mujer”, comentó.

“Además de una bellísima historia de amor, es una llamada de atención sobre lo mucho que nos queda por madurar en materia de igualdad”, concluye Salazar.

Comentarios