*

Plástico en el estómago de centollas chilenas podría afectar la salud humana

Investigadores de la U. de Magallanes encontraron plástico en más del 80% de las muestras extraídas de las aguas de Cabo de Hornos. La contaminación puede afectar al consumo humano, según explican los expertos.

Suscríbete a este programa
Por: - 5 marzo, 2018 - Comentarios

Un gran número de centollas chilenas están contaminadas. Así lo detectó un estudio a cargo del Instituto de Fomento Pesquero de la U. de Magallanes, que analizó muestras extraídas de la bahía Nasau, en  las aguas del archipiélago de Cabo de Hornos.

Los investigadores encontraron micro plástico en el estómago de más del 80% de los crustáceos revisados, lo que enciende alertas sobre las consecuencias que esto podría traer a la salud de quienes las consumen. 

Los materiales encontrados fueron principalmente poliéster y nylon, los que se relacionan con el uso y desecho de “artículos de pesca como redes y cuerdas”, según explicó la científica Claudia Andrade a El Mercurio. 

A la urgencia que genera la contaminación del mar en Chile y el mundo, se suma la preocupación por las consecuencias que esto puede traer para la salud humana, considerando que un gran porcentaje de las centollas extraídas en la zona tiene fines alimenticios.

“Si bien este material se encuentra en su estómago (de las centollas), afecta la capacidad enzimática de los organismos, lo que se puede expandir a los tejidos de la centolla, que son los que uno consume. Por lo tanto, algún porcentaje puede ser asimilado por el ser humano”, revela Andrade.

 

Comentarios