Cerrar Publicidad
Cerrar publicidad
Cerrar

Descubren a fotógrafo falso de la ONU

Eduardo Martins inventó toda su vida. Dijo que superó el cáncer y que se convirtió en fotógrafo de guerra, pero todo era falso. De ésta manera, manipulaba las fotos de internet y las vendía.

Suscríbete a este programa
Por: - 5 septiembre, 2017 - Comentarios

Su vida impresionaba a cualquiera: Eduardo Martins se presentaba como un fotógrafo brasileño que después de haber sufrido abuso infantil, y leucemia a los 25 años; se fue como voluntario de la ONU a los sectores de guerra en el mundo para fotografiar el sufrimiento de la humanidad. 

Pero, su vida nunca existió y sus imágenes que fueron publicadas por la BBC, tampoco eran reales. Martins sacaba imágenes de Internet, las editaba, incluso en algunas poniéndose a él en escena, y las vendía.

Pero el fraude de Martins fue más allá. Decía que nació en Sao Paulo, Brasil, y que tenía 32 años. En su Instagram, donde 127 mil personas lo seguían, se presentaba como fotógrafo de las Naciones Unidas en los campos de refugiados.

Describía su vida diaria como un héroe.

“Una vez, durante un tiroteo en Irak, dejé de fotografiar para ayudar a un niño que había sido golpeado por una bomba molotov y lo saqué de la zona de fuego. Dejé de ser un fotógrafo y fui un ser humano”, dijo en una entrevista para la revista Recount en octubre de 2016.

En su Instagram hacía alusiones a sus publicaciones y sus amigos le comentaban para tener mayor credibilidad. Entre ellos, Thomaz Griffin, se mostraba como reportero de Wall Street Journal. Pero The Wall Street le dijo a BBC que no tenían un empleado con ese nombre.

Esta es una imagen de Daniel C. Britt que fue publicada en “The Wall Street Journal” con el plano horizontal invertido, un método usado por Eduardo Martins.

Atrapado

En junio de este año, Martins le ofreció de manera gratuita sus fotos e historias a la BBC Brasil. Finalmente, ésta publicó una entrevista con imágenes y vídeos del fotógrafo. El material, que fue retirado, contaba que su motivación era mostrar al mundo los horrores de la guerra.

Al ser publicada la entrevista surgieron sospechas. Natasha Ribeiro, periodista de BBC Brasil que vive en Medio Oriente, fue la primera en dudar. Los periodistas brasileños de Irak no lo conocían. Además ninguna ONG de Siria o Irak, sabían quien era.

“Verificamos y no pudimos encontrar ningún registro de Eduardo Martins trabajando para el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados. Estamos investigando lo que podemos hacer acerca de las declaraciones que hace sobre nosotros”, dijo a BBC Brasil Adrian Edwards, jefe de prensa de la organización en Ginebra.

Para que nadie notara el robo de las fotos, Martins invertía el plano horizontal de las imágenes, lo que hizo muy difícil rastrear las imágenes.

Fue recién a comienzos de agosto que las dudas en torno a Martins lo dejaron atrapado. Cerró su Instagram y borró su número de WhatsApp.

Comentarios

¿Quieres saber más?

Suscríbete a nuestro Newsletter y recibirás lo mejor de Radio Duna: podcast, noticias, opinión, música y más.

Suscríbete a nuestro Newsletter