Cerrar Publicidad
Cerrar publicidad
Cerrar

Las consecuencias de la liquidación del Banco Popular español: Luksic y más accionistas perderán toda su inversión

Los dueños de Antofagasta Minerals perderían $100 millones de dólares tras la decisión Banco Central Europeo.

Suscríbete a este programa
Por: - 7 junio, 2017 - Comentarios

En una situación que tiene a los mercados con los pelos de punta, el Banco Popular en España agotó sus líneas de liquidez y se quedó sin capacidad para enfrentar la fuga de depósitos de sus clientes; posteriormente, el Banco Central Europeo (BCE) determinó su inviabilidad, lo que activó un plan de rescate que implicó su traspaso a Santander quien lo compró por un monto simbólico de un euro.

Ahora, el nuevo dueño, deberá aumentar su capital a 7 mil millones de euros. La presidenta de Santander, Ana Botín, manifestó que la operación convierte su banco en “líder” en España y en el “primer banco privado de Portugal”. Con esto se consolida como uno de los bancos más importantes de Europa.

Esta es la primera vez que el BCE toma la decisión de liquidar un banco bajo las normas de resolución de entidades bancarias de la Unión Europea, aprobada tras la crisis financiera de 2008.

Los accionistas y bonistas de Popular, intentaron en mayo del año pasado salvar al banco con un aumento de capital de 2.500 millones de euros. Sin embargo las acciones de Popular cerraron el 2016 con una pérdida de 66%. Por esto perderán toda su inversión. 

Entre ellos el banco francés Credit Mutuel, gestoras como BlackRock o Vanguard y  el grupo Luskic que mantenía cerca del 3% de Popular, equivalente a 126 millones de acciones. Las pérdidas para una de las familias más poderosas de Chile se calculan en 117 millones de euros.

Andrónico Luksic anunció que están evaluando apelar a la decisión de vender Popular. Esto fue lo que dijo el empresario a través de su cuenta en twitter.

La crisis bancaria de Popular se agudizó durante los primeros meses de 2017, arrastrado por las dudas sobre el futuro de la entidad, lo que provocó el cierre de 300 oficinas y el despido de unos 2.000 empleados.

Sin embargo, los clientes no verán sus depósitos afectados, gracias a la intervención de Santander.

FOTO: PEDRO CERDA/AGENCIAUNO

Comentarios

¿Quieres saber más?

Suscríbete a nuestro Newsletter y recibirás lo mejor de Radio Duna: podcast, noticias, opinión, música y más.

Suscríbete a nuestro Newsletter