Cerrar Publicidad
Cerrar publicidad
Cerrar

Un refrigerador en mal estado: El origen del incendio de la torre Londres Grenfell

A esto se suma la mala condición de las medidas de seguridad. Hay 79 personas que se consideran muertas o desaparecidas.

Suscríbete a este programa
Por: - 23 junio, 2017 - Comentarios

Un refrigerador defectuoso habría sido lo que desató el accidental incendio de la torre Grenfell de Londres. Así lo señaló la superintendente de la Policía Metropolitana de Londres, Fiona McCormack.

Behailu Kebede, un taxista etíope de 44 años, que vive en el Reino Unido desde la década del 2000, habría sido el residente del departamento donde se inició el fuego, el que está ubicado en el cuarto piso de un total de 24. Su vecino Abdul relata el momento en que Behailu le informó la situación:

 “Nos dijo que teníamos que salir porque había fuego en su departamento”. Su amigo dijo que el refrigerador había explotado, pero parecía tranquilo.

Teniendo estos antecedentes, la superintendente McCormack se refirió también al revestimiento exterior del edificio y el aislamiento y señaló que “no han superado las pruebas de seguridad (…), se inflama a los pocos minutos”. Esto mismo lo había advertido la cadena británica BBC hace dos años, cuando se reformaba la fachada del edificio.

A raíz de esto, McCormack indicó que la policía presentará cargos por homicidio y ya se han requisado documentos de múltiples empresas:

“Estamos contemplando delitos criminales, incluido el homicidio, y de seguridad y salud y estamos revisando en este momento a todas las compañías implicadas en la construcción y remodelación de la torre”.

Eso sí, la prioridad ahora es terminar de identificar a las víctimas: “No quiero que haya víctimas de la tragedia que no conozcamos (…) Hay una terrible realidad y es que puede que no encontremos o logremos identificar a todos los fallecidos a causa del intenso calor”. Además sostuvo que probablemente la investigación forense no termine hasta finales de este año.

También se pronunció el comandante de la policía Stuart Cundy quien se refirió al balance de las víctimas del incendio: “Siento tener que decir que hay 79 personas que creemos que están muertas o desaparecidas y que, lamentablemente, tenemos que suponer que están muertas”. En el edificio vivían 600 personas.

Theresa May, la primera ministra británica, informó que el Gobierno dará a cada adulto que vivía en el edificio, 500 libras esterlinas (CLP$421.514), en efectivo, y además podrán vivir en departamentos similares en la misma zona, si así lo desean. Además, el gobierno británico indicó que 100 edificios están siendo revisados diariamente en el país para prevenir un suceso similar. 

Comentarios

¿Quieres saber más?

Suscríbete a nuestro Newsletter y recibirás lo mejor de Radio Duna: podcast, noticias, opinión, música y más.

Suscríbete a nuestro Newsletter