Cerrar Publicidad
Cerrar publicidad
Cerrar

Moscú firmó un acuerdo para reestructurar US$3150 millones de la deuda venezolana

Actualmente el país bolivariano tiene una deuda exterior que cifra entre 128.000 y 150.000 millones de dólares. La situación repercute fuertemente en la vida cotidiana de sus ciudadanos.

Suscríbete a este programa
Por: - 16 noviembre, 2017 - Comentarios

En plena crisis crediticia en Venezuela y a pocos días de que Standard & Poor’s declarara en ‘default’ parte de la deuda del país, Rusia y China acudieron al rescate de Nicolás Maduro.

El primer paso para la reestructuración y el refinanciamiento se dio ayer en Moscú, donde se firmó el acuerdo para pagar 3150 millones de dólares a lo largo de los próximos 10 años. 

Sin embargo, el acuerdo de ayer incumple las normativas internacionales, ya que no fue respaldada por el Parlamento venezolano de mayoría opositora.

Por su lado, Rusia aprueba la Asamblea Nacional Constituyente, el órgano revolucionario impuesto tras un referéndum considerado el “mayor fraude electoral de la Historia de América” según la OEA y que reemplaza al Parlamento legítimo en estas operaciones.

A través de su canciller chino, Geng Shuang, Pekin entregó su respaldo al acuerdo de reestructuración de Moscú.

“Creemos que el gobierno venezolano y la gente tienen la capacidad de manejar adecuadamente sus asuntos, incluido el tema de la deuda”, señaló Geng. 

La declaración es trascendental considerando que el gobierno chino encabeza la lista de acreedores, con más de 23.000 millones de dólares por cobrar, que se han ido sumando gracias a los acuerdos de petróleo por préstamos desde hace una década.

El apoyo de rusos y chinos se anunció horas después de que el gobierno de Maduro asegurara que ya han comenzado a pagar sus deudas, pese a que las agencias de calificación Fitch Rating y Standard & Poor’s (S&P) declararon en “default” parte de la deuda venezolana por el incumplimiento parcial de los últimos pagos cercanos a los 300 millones de dólares correspondientes a bonos soberanos y de PDVSA, la petrolera estatal, cuyo pago tenía que haberse hecho el lunes, agotado ya un plazo de 30 días de gracia.

El gobierno argumenta que en 36 meses devolvió más de 73.000 millones de dólares por concepto de capital reembolsado e intereses.

En sus mejores años, con el precio del barril de petróleo por encima de los 100 dólares, Venezuela recibió 970.000 millones. Hoy sólo quedan 9700 millones en sus reservas internacionales.

Actualmente el país bolivariano tiene una deuda exterior que cifra entre 128.000 y 150.000 millones de dólares. La situación repercute fuertemente en la vida cotidiana de sus ciudadanos.

Para evitar la quiebra Maduro deberá pagar 700 millones de dólares este mes. Si el país logra ahora evitar el «default», el año que viene tiene que pagar 8.200 millones

 

Comentarios

¿Quieres saber más?

Suscríbete a nuestro Newsletter y recibirás lo mejor de Radio Duna: podcast, noticias, opinión, música y más.

Suscríbete a nuestro Newsletter