*

Ex líderes chavistas ocultaron US$ 2.300 millones en paraísos fiscales

Ex viceministros, directivos de la petrolera estatal Petróleos de Venezuela, un magnate de los seguros y testaferros, son parte de los implicados cercanos al fallecido presidente venezolano, quienes disfrazaron los pagos como asesorías a empresas.

Suscríbete a este programa
Por: - 14 diciembre, 2017 - Comentarios

El diario El País, llevó a cabo una investigación en la que reveló una red formada por los ex viceministros de Chávez (1999-2013)  de Energía de Venezuela, Nervis Villalobos y Javier Alvarado; Diego José Salazar, primo del ex presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, directivos del gigante petrolero, un magnate de los seguros y testaferros.

Entre el grupo cobraron más de US$ 2.300 millones en comisiones ilegales por intermediar para que compañías extranjeras consiguieran adjudicaciones de la petrolera estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), los cuales tenían ocultos en cuentas bancarias en Andorra. 

Los pagos fueron disfrazados como trabajos de asesoría a empresas.  Según informes de la Policía de Andorra que maneja la jueza Canòlic Mingorance, la mecánica implicó al menos a diez personas -ex dirigentes chavistas, empresarios y sus familiares.

De acuerdo con la información a la que tuvo acceso el diario de Madrid, los presuntos sobornos se pagaron entre 2007 y 2012 en la Banca Privada d’Andorra (BPA) (implicada en el caso Odebrecht), a 7.400 kilómetros de Caracas. Y circularon por una extensa red de 37 cuentas corrientes a nombre de sociedades panameñas. El dinero pasó luego a otros paraísos fiscales como Suiza o Belice a través de una compleja trama para ocultar el origen del dinero.

La jueza de Andorra sospecha que el grupo cobró comisiones de entre el 10% y el 15% a compañías extranjeras, especialmente chinas, que recibieron después contratos de extracción de petróleo gestionados por PDVSA y sus filiales.

Según la investigación de El País, las pesquisas conectan los manejos de la red con un acuerdo entre Venezuela y China, en el que el país bolivariano recibió un préstamo de 20.000 millones de dólares del gigante asiático a cambio de petróleo.

En marzo de 2015 las autoridades de Andorra intervinieron la BPA rompiendo el secreto bancario. Esto luego de que Estados Unidos denunciara que la entidad fue elegida por el grupo para blanquear el dinero, acusación que los propietarios niegan.

El ex viceministro de Energía de Chávez, Nervis Villalobos (2004-2006) está bajo la lupa de la jueza Mingorance. En octubre fue detenido en Madrid por otra causa pedida de Estados Unidos que solicita su extradición.

Villalobos figura como investigado en un juzgado de la Audiencia Nacional por presuntos sobornos de la ingeniería asturiana Duro Felguera. La investigación revela que el ex funcionario abrió 12 depósitos en la BPA y constituyó 11 sociedades instrumentales. Sus cuentas recibieron 124,2 millones de euros, según la Policía de Andorra.

Por su parte, Javier Alvarado, ex viceministro de Energía y Petróleo y ex director entre 2007 y 2010 de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), manejó cinco depósitos y cuatro sociedades que percibieron 46,5 millones de euros.

Una de sus cuentas en Andorra se abrió en julio de 2008, cuando el dirigente todavía formaba parte del Ejecutivo de Chávez, quien murió en marzo de 2013.

En tanto, Diego José Salazar, primo del ex titular de PDVSA Rafael Ramírez acumuló siete depósitos y seis sociedades. Sus cuentas movieron 21,2 millones de euros. Salazar fue detenido la semana pasada por su presunta participación en la trama.

Comentarios