*

El terrible expediente de Reynaldo Bignone, el último dictador argentino

El argentino falleció a los 90 años y dejó una oscura huella en la historia del país vecino. Tortura, desapariciones y hasta robo de niños son los delitos que figuran en sus condenas.

Suscríbete a este programa
Por: - 7 marzo, 2018 - Comentarios

Reynaldo Bignone, el dictador que lideró la transición a la democracia luego de que Argentina perdiera la Guerra de las Malvinas (1982), falleció este miércoles a los 90 años. Su legado es parte de una huella oscura en la historia del país vecino y Sudamérica. Así lo demuestran las múltiples condenas que recibió.

Bignone dirigió una de las áreas del principal centro de detención clandestino de la dictadura argentina, el regimiento Campo de Mayo. Por su participación en los crímenes de lesa humanidad ocurridos allí, el ex militar fue condenado a 25 años de cárcel. Fue declarado culpable de 11 casos de allanamiento ilegal, 6 casos de robo agravado, 15 casos de privación ilegítima de la libertad y 29 casos de imposición de tormentos. 

Luego, en 2011 recibió una condena de 15 años de prisión (e inhabilitación especial por doble tiempo de condena) por abuso de autoridad, secuestro, tortura y desaparición de empleados del Hospital Posadas, en donde estaba el centro de detención denominado “El Chalet”.

Ese mismo año, en el tercer juicio por los delitos ocurridos en el regimiento Campo de Mayo, Bignone fue sentenciado a cadena perpetua junto a Luis Patti, Santiago Omar Riveros y Martín Rodríguez nuevamente por privación ilegal de libertad de civiles, entre ellos la de Gastón Roberto Gonçalves, quien posterior a la detención fue encontrado sin vida y carbonizado.

En el año 2012, el último presidente de facto de Argentina fue hallado culpable de 31 casos de retención y ocultación de niños en el centro de detención Campo de Mayo, lo que sumó 15 años más de condena a su macabro expediente. 

Pero eso no fue todo, en 2013 se efectuó la cuarta parte del juicio por los casos Campo de Mayo, en donde Bignone recibió otra pena de cadena perpetua por secuestros, torturas y desapariciones. 

Finalmente, en 2016 el fallecido dictador fue condenado por asociación ilícita, abuso de sus facultades y privación ilegal de libertad en el marco del denominado Plan Cóndor, en donde las víctimas fueron uruguayos, chilenos y paraguayos. 

Reynaldo Bignone falleció la mañana del miércoles 7 de marzo en el Hospital Militar Central de Buenos Aires debido a una insuficiencia cardíaca y respiratoria.  

Comentarios