Cerrar Publicidad
Cerrar publicidad
Cerrar

“Daniela se murió porque era pobre, sí, pero el Sename y el Minsal tenían que cuidarla”

En Hablemos en Off, Cony Stipicic, Nicolás Vergara y Matías del Río debatieron sobre el caso que está estremeciendo al país. El de la niña de 13 años que vivía en un centro del Sename y murió sin la posibilidad de un trasplante de corazón.

Suscríbete a este programa
Por: - 10 noviembre, 2017 - Comentarios

La muerte de Daniela Vargas, una niña de 13 años que vivía en un centro del Sename y que producto de una enfermedad al corazón, murió, ha dejado en evidencia diversas precariedades en las instituciones responsables. Como dijo Cony Stipicic en Hablemos en Off, “en este caso hay que entender que hubo protocolos que funcionaron a medias y responsabilidades que están en otros lados más que en el Hospital Clínico de la Católica”.

Matías del Río aportó con el dato de que “el 80% de trasplantes que hace la Católica, son de Fonasa, por lo tanto decir que la segregaron a Daniela por razones económicas, es absurdo”.

Stipcic dio cuenta de que en la cronología del caso, “el comité de ética del hospital clínico, donde participa el coordinador nacional de trasplante, hicieron un primer informe con la posibilidad de evaluar el caso de Daniela, a la espera de información que tenía que entregar el Sename y que es importantísima en casos como este. Los trasplantes son escasos y los donantes también, y frente a eso para evaluar quienes son los beneficiados en el lista, lo voy a decir duramente, si vale la pena hacerle el trasplante porque hay que saber si la van a cuidar o no”. Y agregó, “se demoraron 12 días en responder y eso es responsabilidad del Sename y del Minsal, porque cuando llegó la respuesta, incluyeron a Daniela en la lista, pero su condición era tan critica, no la pudieron operar”.

Y fue enfática:

“La demora tuvo que ver con la falta de cuidado con que el Estado de Chile tuvo en su caso. Daniela se murió porque era pobre, sí, pero el Sename y del Minsal tenían que cuidarla, deberían haber estado pendientes de su cuidado y necesidades, no dejar que se metiera en la burocracia”.

Por su parte del Río acotó que además de este caso, “hay otros antecedentes que hablan de los desperfectos que por chicos que sean, le ponen trabas a la donación. Se ayuda poco en una situación que es muy difícil”.

Con lo que Stipicic agregó, “tenemos un sistema que se pervierte a sí mismo con los errores que se cometen. Cuando el hospital habla de precariedad no habla de una condición socioeconómica, habla de los cuidados pre y post operatorios, y en el caso de ella, no se daban”.

Comentarios

¿Quieres saber más?

Suscríbete a nuestro Newsletter y recibirás lo mejor de Radio Duna: podcast, noticias, opinión, música y más.

Suscríbete a nuestro Newsletter