*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Noticias en Duna
11 diciembre
Notables
11 diciembre

Axel Christensen y guerra comercial entre EE.UU y China: “Llegamos a un punto en que empieza a doler”

Axel Chistensen

El director de estrategia de inversiones de BlackRock se refirió a algunos de los efectos que ya se están viendo producto de esta pugna.

Por:

20 septiembre, 2018

Cargando ..
Suscríbete a este programa

Como comentó en Hablemos en Off, Axel Christensen, director de estrategia de inversiones de BlackRock sobre la guerra comercial entre Estados Unidos y China, varios “están apostando a que sea una guerra relativamente corta, hay mucho foco de atención puesto en las elecciones parlamentarias de noviembre en EE.UU y podría estar dado para obtener mayor réditos electorales, y una vez pasada las elecciones podría bajar la intensidad de la guerra”. Aunque aclaró que “la economía global está más integrada, entonces es más complejo y no solo afectaría a los países implicados. Los daños colaterales son mucho más grandes, incluyendo a países como Chile”.

Chistensen también fue claro en decir que “un incremento de aranceles de los productos chinos lo va a terminar pagando un consumidor norteamericano”.

Y agregó que “hay un canal de transmisión financiero que puede afectar a los países directamente, pero también países más débiles, como Argentina, que no lo van a pasar bien. Llegamos a un punto en que empieza a doler, ya estamos hablando de amenazas y de cantidades que ya no son tan triviales y empiezan a hacer daño en la actividad económica y en la inflación”. 

Frente a esto Chistensen dio el ejemplo de una empresa que fabricaba motocicletas en Estados Unidos, se trasladó a Europa.

Otra vertiente del conflicto es, como explicó Chistensen, que “muchas personas de la administración de Trump les interesa eliminar la capacidad estratégica de China de la industria derivando que se vaya a otros países asiáticos como Corea o Vietnam”.

En su diagnóstico, el director de estrategia de inversiones de BlackRock, definió que “a la larga lo más probables es que como todas las guerras, no hay verdaderos ganadores, son perder perder y en ese sentido hay que ir mirando con mayor cautela lo que podría ser un ciclo expansivo más corto con una economía china que desacelera más rápidamente de lo pensado años atrás, todo con un escenario más complejo para la inversión aún cuando hay industrias que podrían ganar”.

Y concluyó, “es válido hacer la comparación con un conflicto bélico de verdad. Hay un daño más transversal. Las implicancias pueden llegar a ser bastante grandes para economías tan abiertas como la chilena, las economías que tiene mercados domésticos más grandes, como la misma China, EE.UU, Brasil o México,tienen más aguante porque tienen mercados locales más grandes”.

Comentarios