*

Pablo Cabrera: “Habría que hacer un people meter (para ver) cuántos televisores estaban encendidos más que cuánta gente había en las calles, eso sería un buen ejercicio para captar el interés por el Papa”

Pablo Cabrera, ex embajador de la Santa Sede estuvo en Terapia Chilensis para hablar sobre el paso del Papa Francisco en Chile. Además abordó la polémica con el obispo Juan Barros.

Suscríbete a este programa
Por: - 18 enero, 2018 - Comentarios

Héctor Soto y Nicolás Vergara conversaron con el ex embajador de la Santa Sede, Pablo Cabrera (2006-2010), sobre el paso del Sumo Pontífice en Chile, su mensaje, su personalidad y sus diferencias con sus predecesores.

Hoy vivimos en un mundo distinto al que vivimos cuando vino el Papa Juan Pablo II, más allá de los temas de dictadura y democracia, hoy vivimos en el mundo del eje virtual, de las comunicaciones diferentes. La gente está más acostumbrada a la figura del Papa“, explicó Cabrera sobre la menor convocatoria que tuvo Jorge Bergoglio en comparación con el Sumo Pontífice que visitó nuestro país hace 30 años.

“Quizás habría que hacer un people meter (estudiar) cuántos televisores estaban encendidos más que cuánta gente había en las calles. Eso sería un buen ejercicio para captar el interés por el Papa”, agregó.

Sobre las críticas a la figura del obispo Juan Barros, a quien se le recrimina por su cercanía con Karadima y el supuesto encubrimiento de abusos sexuales, el ex embajador de la Santa Sede aclaró que no hay ninguna acusación en tribunales.

En ese contexto validó que el Papa Francisco no haya intervenido en el tema.

“Personificar en un obispo una situación puede ser un precedente- que además es una acusación que no está ningún tribunal, pero las percepciones a veces son más válidas que los hechos- que puede producir un efecto dominó en la Iglesia muy tremendo”, afirmó Cabrera.

Comentarios