*

Fuad Chahín y su autocrítica a la DC: “Hemos tenido la tendencia a taponear los nuevos liderazgos”

El presidente de la DC conversó sobre las medidas que pretende llevar adelante para recuperar a la Democracia Cristiana. Y mencionó varias críticas hacia lo que venían haciendo como partido. “Tenemos que terminar con la improvisación en la toma de decisiones”, dijo.

Suscríbete a este programa
Por: - 5 junio, 2018 - Comentarios

Fuad Chaín, quien recientemente asumió como presidente de la Democracia Cristiana, conversó con Terapia Chilensis sobre los cambios y la reactivación que pretende lograr en el partido, en una conversación con Héctor Soto y Patricio Fernández que contó con numerosas autocríticas.

“De repente el partido se desvinculó de lo que era su esencia (…) Nuestros principios, nuestros valores y nuestra doctrina están vigentes. Pero no hemos sido capaces de actualizar nuestras propuestas, o cuando lo hemos hecho no hemos sido capaces de instalarlas en la agenda pública como propuestas demócratas cristianas”, aseguró.

“Tenemos que renovar nuestros liderazgos, apostar por liderazgos de recambio, más jóvenes, distintos. No podemos volver siempre a los mismos nombres. Hemos tenido la tendencia a taponear los nuevos liderazgos. Nos miramos permanentemente el ombligo. El partido tiene que abrir sus puertas para que entren nuevos líderes del mundo independiente, gente joven, para que el partido salga a la calle y se vuelva a vincular con la sociedad civil”, complementó el líder de la DC.

Respecto a las principales modificaciones que pretende instaurar en el modo de acción del partido, dijo que “tenemos que terminar con la improvisación en la toma de decisiones (…) nuestro partido no tiene una mirada estratégica“. Y además mencionó como gran desafío “construir un proyecto colectivo” para evitar individualidades.

“El gran desafío que tenemos hoy es construir un proyecto colectivo demócrata cristiano para el Chile del siglo XXI, no para el Chile del siglo XX. Y eso es mucho más fácil hacerlo como partido opositor (…) Desde la oposición, con dos años y medio de aquí a la próxima elección, tenemos una oportunidad riquísima para que el partido pueda hacer la tarea pendiente: el proyecto colectivo, perfilarse como un partido con carácter, un partido que no tiene que mirar al resto para ver lo que hace“, explicó.

Por otro lado, Fuad Chaín se refirió a la forma en que los escándalos de la iglesia católica han afectado al partido.

“Una de las crisis que golpea a la DC es la crisis de credibilidad que tiene la iglesia producto de los casos de abuso y encubrimiento, que tenemos esperanzas que se genere un cambio muy profundo. Pero hay algo que se arrastra hace más tiempo, que es que la iglesia dejó de preocuparse aquí en Chile de su vínculo con el mundo social. Se empezó a preocupar más de la moral sexual que de la moral social”, afirmó.

“Uno quisiera una Iglesia Católica más parecida a la del Cardenal Silva Henríquez que una Iglesia como la de ahora. Y ahí tendría mucha más sintonía con nuestro partido”, finalizó.

Comentarios