*
EN VIVO

/

/

DUNA TV

El testimonio del capitán del barco que llevó nitrato de amonio a Beirut

Boris Prokoshev y la tripulación mientras estaban atrapados en MV Rhosus en 2014 (REUTERS/Personal archives of Boris Musinchak

Estuvieron 11 meses retenidos en el puerto debido a infracciones y deudas, a pesar de los riesgos de la carga que llevaban.

Por:

7 Agosto, 2020

Suscríbete a este programa

Este martes dos explosiones sacudieron Beirut, las que dejaron a más de 150 muertos y 5.000 heridos. Aún se trabaja en la búsqueda y rescate de posibles víctimas.

El desastre fue provocado por 2.750 toneladas de nitrato de amonio que habían sido confiscados seis años antes del barco MV Rhosus.

Boris Prokoshev fue el capitán del barco que llevaba ese cargamento y fue entrevistado por la agencia AP donde entregó su versión sobre cómo llegó el material a ese puerto.

El Rhosus zarpó desde Batumi (Georgia) y se dirigía a Beira (Mozambique). Hizo una escala en Grecia y luego se dirigió a Beirut, donde pretendían adquirir maquinaria, pero la tripulación no la aceptó ya que el peso era demasiado.

En el medio Boris Prokoshev y miembros de la tripulación del Rhosus (REUTERS/Archivos personales de Boris Musinchak)

En ese punto, el barco fue confiscado por las autoridades de Líbano por no pagar tasas portuarias y no volvió a salir de ahí.

Boris Prokoshev junto a otros tres tripulantes debieron quedarse en el barco debido a las restricciones de inmigración y según lo que informó, estuvieron atrapados durante 11 meses.

El dueño del MV Rhosus Igor Grechushkin —un empresario ruso— los abandonó sin pagarle los salarios ni la deuda con el puerto.

Tras vender parte del combustible, contrataron abogados que solucionaran los problemas y gracias a eso la tripulación fue liberada por el “peligro inminente al que se enfrentaban dado a los «riesgos» de la carga”.

Prokoshev a la derecha y el contramaestre Boris Musinchak junto a la carga de nitrato de amonio en Beirut 2014 (REUTERS/Archivos personales de Boris Musinchak)

Allí el nitrato de amonio fue movido a un almacén portuario, después de que la tripulación desembarcó y salieron del país en 2014.

Cuando Prokoshev fue contactado para hablar sobre el Rhosus, comentó: “pensé que tal vez me estaban enviando dinero, mi salario”, sin haberse enterado aún de la tragedia en Beirut.

“Es muy malo que haya muerto gente que no tuvo nada que ver con ello. Me di cuenta de que es el gobierno del Líbano el que ha provocado esta situación”, sostuvo el ex capitán.

Boris Prokoshev (AP)

Comentarios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST