Cerrar Publicidad
Cerrar publicidad
Cerrar

¿Espejito espejito, quien es la más bonita? por Gonzalo Restini

Después de leer las cartas de El Mercurio, que manifiestaban sorpresa y preocupación de cómo Perú se había transformado en la nueva princesa del sector minero, la más envejecida y aseñorada reina, Chile, decidió consultar con su espejito.

Suscríbete a este programa
Por: - 29 septiembre, 2017 - Comentarios

“Dime espejito, quién es la más linda” dijo con voz dolorida. “Lamento decirte mi reina que ya no eres la más bonita…. Hasta exportaste menos concentrado de cobre que los peruanos a China. Pero sabes qué, bien ganado te lo tienes. No te has preocupado. No te echas crema. Dejaste el gimnasio y la peluquería. Ya no tienes las caluguitas marcadas en la guata y te dejaste estar. Te pusiste pesada y exigente. Así que llegó otra, más joven y más fresquita, que tiene la piel como lechuga y se preocupa. Hace spinning todo el día”.

“Pero es la ley del mineral espejito, que ha bajado. Factores exógenos” dijo la reina. El espejo contestó : “Las personas inteligentes se concentran en mejorar las variables que están bajo su control. O al menos al alcance de su influencia. Así manejan o mitigan los factores exógenos”. La reina se quedó pensando.

El espejito prosiguó: “Es curioso que un gobierno que ha culpado de todas sus penurias a los bajos precios del cobre, haya tomado tantas medidas en contra de la competitividad del sector. Así se ha ido borrando de a poco tu belleza”.

“No encuentro que sea tanto ” dijo la reina. ” Dame algunos ejemplos, ojalá con imágenes, para entender de qué hablas”. “No hay problema” dijo el espejo.

“Partiste por la eliminación del DL 600. Lo borraron del mapa, a pesar que daba garantías a los inversionistas internacionales”. El espejo mostró imágenes antiguas de las estatizaciones, sin pago y por unanimidad del Congreso durante el gobierno de Allende.

“Después vino la Reforma Laboral”. “Una legislación moderna” dijo levantando sus manitos (tenía manos el espejo) y haciendo el gesto de poner entre comillas. Mostró la cara de Bárbara Figeroa y unas imágenes en blanco y negro de antiguos sindicalistas de los años 60. Después señaló “Mira la memoria Anual 2017 de BHP, leída por todos los inversionistas y analistas del mundo”. Apareció algo parecido a un libro que decía que “el ambiente laboral en Chile está challenging”. Pasaban las letras por el espejo, como en la partida de la Guerra de las Galaxias : “Este cambio puede conducir al riesgo de mayores paros operativos y contribuir al aumento de costos y disminución de la productividad”. Después apareció la imagen de una botella de veneno. La reina no entendió bien por qué.

“Luego vino Dominga, que dio para tanto chamullo” dijo el espejito. La reina pudo ver a Valdés hablando del crecimiento en el día y llorando en su cama en la noche, a Céspedes llamando al asesor jurídico, unas cajas con cuadernos y fotos familiares, unos pingüinos de Humboldt que miraban a lontananza.

“Después se pegaron el numerito con el nuevo ministro de Economía. Le quitaron el piso en menos de 24 horas por decir que el proyecto aún podía salir adelante”. Apareció Rodríguez Rossi y un libro de los Récords de Guiness al centro del espejo. La reina se quedó pensando.

“Pero faltaba la ONU, el gran final”. El espejo mostró al ministro de Medio Ambiente flanqueando a la presidenta en Nueva York, como inesperado héroe. Después pasaron las palabras “Debemos aceptar, de una vez por todas, que no es posible el crecimiento de largo plazo, ni el verdadero desarrollo, sin una política activa de protección al medio ambiente”.

“En circunstancias normales, no podríamos sino estar de acuerdo” dijo el espejo. “Pero como veníamos saliendo de lo de Dominga, el mensaje quedó clarito”. “Así que no se queje mi reina: usted todavía es linda, pero tiene que ponerle un poco más de empeño y de cabeza. Si no, se nos puede caer hasta del top 10 ” . La reina pensó que en realidad no le importaba tanto no ser la más linda. El espejito se cansó de hablar y se quedó dormido. Ya era tarde.

Comentarios

¿Quieres saber más?

Suscríbete a nuestro Newsletter y recibirás lo mejor de Radio Duna: podcast, noticias, opinión, música y más.

Suscríbete a nuestro Newsletter