*

Asume Emmerson Mnangagwa, el nuevo presidente de Zimbabue

La jura del ex vicepresidente del país africano es el primer cambio real de liderazgo desde su independencia, en 1980.

Suscríbete a este programa
Por: - 24 noviembre, 2017 - Comentarios

Esta mañana el exvicepresidente, Emmerson Mnangagwa de 75 añosjuró como presidente provisional de Zimbabue, en sustitución de Robert Mugabe, quien dimitió el pasado martes tras presiones del Ejercito quienes mantenían el control del país desde el 15 de noviembre.

El acto de asunción se produjo en un ambiente festivo con el estallido de júbilo de los ciudadanos de la capital, Harare, quienes se mostraron aliviados con la salida de Mugabe tras 37 años en el poder. 

La jura de Mnangagwa, quien fue nominado por el partido del gobierno, ZANU-PF, es el primer cambio real de liderazgo en el país desde su independencia, en 1980.

“Él (Mnangagwa) aseguró a la familia presidencial no solo su seguridad y bienestar, sino la preservación de la ley y el orden en el país (…) El expresidente necesita tiempo para descansar tras los agitados eventos por los que ha pasado esta semana y media, y podría no asistir a la toma de posesión mañana. Le expresó al futuro presidente sus buenos deseos y apoyo”, dijo el jueves en una comparecencia el secretario de Prensa, George Charamba.

A Mugabe se le otorgó inmunidad y, según consignó el diario local NewsDay, piensa permanecer en Zimbabue. El trato incluye también garantías de seguridad jurídica para su esposa, Grace Mugabe. Tampoco se tomarán acciones contra los negocios del veterano líder de 93 años.

Otra suerte corren los ministros y aliados de la ex primera dama. La facción conocida como G40 ya fue detenida, como el jefe de cartera de Educación Superior, Jonathan Moyo. Los proclives a la caída de Mugabe, así como los mandos militares, se estuvieron refiriendo a ellos como “criminales” del entorno del presidente durante los días que duró la crisis en Zimbabue.

De hecho, la influencia de estos llamados “criminales” fueron aducidos como uno de los principales motivos del levantamiento militar contra el gobierno la semana pasada, junto con la destitución de Mnangagwa como vicepresidente el 6 de noviembre.

Mnangagwa quien gobernará Zimbabue hasta septiembre de 2018, cuando se convoquen nuevas elecciones, se comprometió a relanzar una economía en ruinas y a combatir la corrupción.

“Yo, Emmerson Dambudzo Mnangagwa, juro que como presidente de la República de Zimbabue seré leal al país y obedeceré, respaldaré y defenderé la Constitución y todas las leyes”,prometió en su jura ante decenas de miles de simpatizantes, dignatarios y diplomáticos extranjeros que han acudido al estadio con capacidad para 60.000 personas.

 

 

 

Comentarios