*
Cerrar Publicidad
Cerrar publicidad
Cerrar

Oposición acusa a La Moneda de intervencionismo electoral por salidas a terreno de presidenta y vocerías de Paula Narváez. ¿Son intervenciones legítimas o abusivas?

¿Qué opinas?

Suscríbete a este programa
Por: - 11 diciembre, 2017 - Comentarios

Michelle Bachelet ha tenido cinco actividades con el candidato presidencial de la Nueva Mayoría, Alejandro Guillier.

A estas actividades, se suman otras que ha tenido la presidenta, las que hicieron a Renovación Nacional acudir a la Contraloría acusando “intervencionismo electoral”.

El presidente de RN, Cristián Monckeberg, confirmó que presentarán un informe que da cuenta del incremento de actividades de la mandataria previo a las elecciones. Con esto, se pedirá investigar si estos actos públicos están favoreciendo indirectamente a la candidatura oficialista.

A las inauguraciones de jardines infantiles y hospitales, por nombrar algunas actividades de la presidenta, se suma que en todos los actos públicos Bachelet ha llamado a votar en el balotaje.

De acuerdo al informe que presentará RN, y del que da cuenta La Tercera, se contabilizan 380 actividades públicas de lapresidenta registradas en las página web de Presidencia del gobierno entre el 1 de junio y el 9 de diciembre de este año. Mientras el 60% corresponde a actividades protocolares del cargo y un 6,5% a ceremonias de promulgación de leyes o anuncios de nuevos proyectos de ley, el 33% son actividades de inauguraciones y entrega de beneficios sociales, las que según el partido opositor corresponde a actividades de “alto rendimiento electoral”.

Como dice el informe, mientras en junio y julio las actividades llegaban al 28% y 12%, respectivamente (momento que el debate político en el país giraba en torno a las primarias presidenciales de Chile Vamos y el Frente Amplio), en agosto la cifra se eleva a un 32% del total de actividades. Luego, en septiembre, en medio de los días festivos del mes de la patria, las actividades “no protocolares”de Presidencia se reducen a un 17% y vuelven a subir a un 41,5% y en noviembre, el mes de la elección de primera vuelta, a un 49,6%.

Como dice Monckeberg: “la presidenta perdió todo pudor a la hora de intervenir en la campaña presidencial. Tomó la decisión de utilizar todo el aparato comunicacional y los recursos del gobierno. Que ella quiera inaugurar y dejar un legado, bienvenido, pero lo que no es tolerable es que esas inauguraciones sirvan para camuflar la intervención electoral”.


Comentarios

¿Quieres saber más?

Suscríbete a nuestro Newsletter y recibirás lo mejor de Radio Duna: podcast, noticias, opinión, música y más.

Suscríbete a nuestro Newsletter