EN VIVO

/

Duna

/

Sonidos de tu Mundo

DUNA TV

Nicole Kidman es la indiscutida reina de Cannes 2017

FOTO: AFP

La actriz estadounidense recorrió la alfombra roja con tres películas y una mini serie bajo el brazo y se comprometió a elegir un proyecto dirigido por una mujer cada 18 meses para intentar que las cosas cambien.

Por:

25 Mayo, 2017

A pocos días de cumplir 50 años, Nicole Kidman está mejor que nunca.

La actriz australiana se presentó en la edición número 70 del Festival de Cannes con tres películas y una mini serie bajo el brazo, con un contundente discurso feminista y un vestido Calvin Klein que sacó aplausos.

Tiempo ha pasado desde que debutó en el cine con “Bush Christmas” (1983), cantó con su pelo colorín en “Moulin Rouge” y en 2003 se llevó el Oscar a Mejor Actriz por su rol en “The Hours”. En su currículo también figuran tres Globos de Oro y un Bafta. Y en 2006 se convirtió en la actriz mejor pagada de la industria cinematográfica.

 

Este año, Kidman fue nominada nuevamente a la estatuilla de oro por su rol en “Lion”, retomando el paso en una carrera que parecía desvanecerse, opacada quizás por sus separaciones amorosas y operaciones estéticas. Pero fue con  su participación en la mini serie de HBO “Big Little Lies”, que la actriz dejó a todos con la boca abierta, en una producción que le voló la cabeza a la crítica este año.

Kidman parece haber agarrado vuelo, y hoy desfila por la pantalla del Teatro Gran Lumiére de Cannes con 4 proyectos, uno mejor que el otro.

Es la protagonista del remake que prepara Sofía Coppola de “The Beguiled” -original de Clint Eastwood-, comparte con un elenco estelar con Colin Farrell, Kirsten Dunst y Elle Fanning.

 

Fue parte de la cinta de John Cameron, “How to Talk to Girls at Parties”, que muestra una farsa romántica que mezcla punks y extraterrestres, ambientada en los 70′.

 

También participó de la comedia familiar brutalmente oscura de Yorgos Lanthimos “The Killing of a Scared Deer”, donde nuevamente compartió elenco con Collin Farrell.

 

Y por último, fue parte de la serie de la BBC, “Top of the Lake: China Girl”, donde comparte elenco con Elisabeth Moss, la que perfectamente podría pasar por una película por su nivel de producción y extensión.

 

 

La omnipotencia de la reina de Cannes se vuelve aún más evidente con la serie de declaraciones en las que demostró que el feminismo no tiene por qué desarrollarse en un activismo separado de la vida real, sino que tendría que calar nuestra actividad diaria.

Inspirada por el desigual reparto de poder entre mujeres y hombres en la sociedad, y llevándolo a lo cotidiano del trabajo, la actriz prometió “como contribución a la lucha de las mujeres del cine, voy a intentar elegir un proyecto dirigido por una mujer al menos cada 18 meses”.

“Creo que es la única manera de que las cosas cambien: que empecemos a apoyarnos las unas a las otras, y que favorezcamos en lo posible todo lo que venga de otras mujeres”, dijo.

Los datos confirman que la situación requiere este tipo de medidas: “Solo un 4,2% de mujeres dirigieron grandes producciones en 2016”, confirmó la australiana.

“Y de las 4.000 serie de televisión que se grabaron el año pasado, solo 183 fueron dirigidas por mujeres”, agregó.

 

FOTO: AFP

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST