*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Terapia Chilensis
23 Septiembre
Nada Personal
23 Septiembre
Aire Fresco
23 Septiembre
Café Duna
23 Septiembre

SII se querelló por delito tributario contra seis empresas ligadas a la venta de yodo

El fraude al fisco cometido entre 2011 y 2012 correspondería a una suma superior a los $48.000 millones.

Por:

7 Noviembre, 2014

Suscríbete a este programa

El Servicio de Impuestos Internos (SII) presentó este viernes ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago una querella criminal en contra de los representantes de seis empresas relacionadas a la extracción, comercialización y exportación de yodo, para que se les investigue como presuntos autores de delito tributario por la rebaja indebida de impuestos y la obtención irregular de devoluciones de IVA Exportador en operaciones vinculadas.

La acción judicial está dirigida en contra de los representantes de las empresas Atacama Chemical S.A.; Cidef Comercial S.A.; Inmobiliaria y Constructora Nacional S.A.; Frater and Holding S.A.; Holding and Trading S.A.; y Sociedad Contractual Minera Compañía de Salitre y Yodo Cala Cala S.A.

De acuerdo con los antecedentes presentados por el servicio, a través de procedimientos dolosos que incluyeron la participación artificiosa de empresas del grupo en el rol de intermediarias en la comercialización y exportación de yodo, y compraventas simuladas, se aumentó ficticiamente el precio del yodo, así como el respectivo IVA débito fiscal.

Este mecanismo buscaba que las utilidades y el débito referido fueran absorbidos con las pérdidas y el crédito fiscal acumulado que presentaban dichas sociedades intermediarias,  evadiendo así la carga impositiva que por ley les correspondía.

Además la empresa Atacama Chemical S.A. emitió facturas de exportación falsas, a un supuesto cliente en el extranjero, maniobra que, sumada a las anteriormente descritas, posibilitó la obtención fraudulenta de devoluciones de IVA Exportador a las que no tenía derecho.

Los ilícitos  sucedieron, según el SII, entre los meses de enero de 2011 y mayo de 2012, ocasionando un perjuicio fiscal superior a los $48.000 millones.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST