*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Nada Personal
23 Agosto
Aire Fresco
23 Agosto

El Chapo Guzmán fue condenado a cadena perpetua: Así sería su encierro en el “Alcatraz de las Montañas Rocosas”

“Para alguien como Guzmán, las posibilidades de escapar desde una instalación como esa son nulas”, dicen expertos.

Por:

17 Julio, 2019

Suscríbete a este programa

El líder del cartel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, fue condenado este miércoles por el juez de Nueva York, Brian Cogan, a cadena perpetua por narcotráfico, además de otras decenas de años por cargos por violencia con armas y blanqueo de dinero.

De esta forma, el sistema judicial de EE.UU. destina al narcotraficante a pasar el resto de su vida entre rejas, previsiblemente bajo condiciones de aislamiento máximas para evitar que vuelva a fugarse de la cárcel, como ya sucedió dos veces en México.

Se espera que ahora el narcotraficante sea encerrado en la cárcel de máxima seguridad ADX Florence, conocido como el “Alcatraz de las Montañas Rocosas” o “Supermax”, que se ubica 90 millas al sur de Denver (Colorado), y que desde 1994 se ha usado para retener a delincuentes que representan una amenaza para la seguridad nacional de la potencia norteamericana.

En ese penal, según dijo el exdirector del recinto a Inside Edition, permanecerá 23 horas al día en una celda de paredes de hormigón a prueba de sonido para evitar la comunicación con otros reclusos del recinto, como el franco-marroquí Zacarías Moussaoui, que conspiró en los atentados terroristas del 11-S.

ADX Florence

“ADX es el tipo de prisión que fue diseñada para un reo de alto perfil como El Chapo”, comentó a Reuters Larry Levine, un exreo federal que es director y fundador de Wall Street Prison Consultants, sobre esta prisión de la que nunca nadie ha escapado.

“Para alguien como Guzmán, las posibilidades de escapar desde una instalación como esa son nulas“, dijo a la misma agencia L. Thomas Kucharski, profesor en John Jay College de Justicia Criminal en Nueva York.

ADX Florence alberga a más de 400 reclusos de alta peligrosidad y riesgo de escape. Cuenta con 1.400 compuertas de acero controladas por control remoto, rayos láser, cámaras, perros guardianes, además de francotiradores y un sistema especial de seguridad en el perímetro exterior del recinto.

Según la descripción que realizó The New York Times en 2015, las celdas donde habitan los reos son de 3,7 por 2,1 metros, están hechas de hormigión y separadas por dos puertas de metal, que tienen una ranura por donde se les entrega alimento o pueden conversar con psiquiatras, funcionarios o guías espirituales. Solo pueden ver el cielo por una ventana de 107 centímetros de alto y 10 centímetros de ancho. Cuentan con un inodoro, un lavamanos y una ducha automatizada, para evitar inundaciones intencionales. La cama es de losa de hormigón, y sobre ella va un colchón delgado.

Respecto a la rutina de los reclusos, Infobae asegura que casi todos tienen radio, televisor y libros en sus celdas. También se les permite 10 horas de deporte a la semana en un recinto interior y una hora al aire libre con los demás presos, aunque igualmente aislados en un tipo de jaula.

 

Comentarios