*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Hablemos en Off
17 Octubre
Duna en Punto
17 Octubre
Terapia Chilensis
16 Octubre

Descubren planeta fuera del sistema solar que sería habitable

Se trata de una “supertierra” ubicada por científicos de la NASA en una zona habitable a 111 años luz de distancia de nuestro planeta.

Por:

12 Septiembre, 2019

Suscríbete a este programa

Hoy, la revista Nature dio a conocer el hallazgo de una señal que indica que hay agua en la atmósfera de K2-18b, un planeta mayor que la Tierra que orbita alrededor de una estrella enana roja a 111 años luz de distancia, en la constelación de Leo.

El descubrimiento destaca porque, a diferencia de la mayoría de los planetas cuya composición atmosférica conocemos, K2-18b no es un gigante gaseoso, como Júpiter, orbitando muy cerca de su estrella.

El objeto se ubica en lo que se conoce en astronomía como “la zona habitable”, una distancia justa a la que el agua puede permanecer en estado líquido. Además, sus características permiten compararlo con una “supertierra”, con casi ocho veces la masa de la Tierra y 2,3 veces su radio.

El cuerpo rocoso descubierto por un equipo de la University College de Londres, sin embargo, no está expuesto a las mismas condiciones que la Tierra. Su estrella, una enana roja, es bastante distinta a nuestro sol. Pese a que el planeta es un buen candidato para albergar vida, “sin una masa suficiente para consumir su energía nuclear de forma estable, cada cierto tiempo lanzan llamaradas que, al menos hasta ahora, se creía que arrasarían las atmósferas de planetas cercanos como K2-18b”, se puede leer en un artículo de El País.

“Las enanas rojas emiten mucho menos calor que el Sol y para que un planeta en su órbita reciba suficiente energía para mantener líquida su agua superficial, debe estar muy próximo a ella. Esto provoca que, como siempre que un objeto de menor tamaño da vueltas demasiado cerca de uno mucho mayor, como le sucede a la Luna con la Tierra y a Mercurio con el Sol, su órbita quede fijada y siempre enseña a la estrella la misma cara“, añaden.

Esto provoca, según estiman, que una mitad del planeta esté congelado y la otra muy expuesta al calor. Lo que generaría, en medio de estas dos mitades, un clima apto para la vida. Aunque las investigaciones de este tipo recién comienzan y falta mucho por descubrir.

Comentarios