*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Nada Personal
14 Febrero
Aire Fresco
14 Febrero
Notables
14 Febrero
Noticias en Duna
14 Febrero

34 años de la explosión del Challenger: La tragedia más grande que ha afectado a la NASA

Challenger

El transbordador espacial se desintegró a los 73 segundos después del despegue, provocando la muerte de los siete tripulantes.

Por:

28 Enero, 2020

Suscríbete a este programa

El 28 de enero de 1986 la nave espacial, Challenger no alcanzó a llegar al espacio luego de explotar a los 73 segundos después de su despegue. Los seis astronautas y Christa McAuliffe, la primera profesora en viajar fuera del planea Tierra, murieron al instante.

La causa de la explosión fue por un fallo en uno de los motores de impulso, aseguró la NASA. El clima frío de ese día provocó que ciertas partes de la nave perdieran elasticidad, así que fallaron y colapsaron al poco tiempo de separarse del suelo. Algunos ingenieros habían demostrado su preocupación por las condiciones climáticas de ese día, sin embargo, decidieron continuar con el lanzamiento porque la NASA no quería retrasarlo más.

Frente a esto, una comisión independiente llamada La Comisión Rogers, llevo a cabo una investigación para determinar los motivos del accidente. El informe presentado obligó a detener el programa de transbordadores espaciales por 3 años.

Los pasajeros del Challenger

Las siete personas a bordo del transbordador perdieron la vida tras la explosión de la nave. Francis “Dick” Scobee, Michael J. Smith, Ronald McNair, Ellison Onizuka, Gregory Jarvis, Judith Resnik y Christa Corrigan McAuliffe, eran los pasajeros al Challenger.

Este lanzamiento del Challenger iba a cumplir la misión STS 51-L. Este fue seguido por miles de personas por el hecho de que viajaría con ellos una maestra como parte del programa Teachers in Space (“Profesores en el espacio”). El objetivo de esto era atraer el interés por la exploración espacial a la sociedad.

McAuliffe, la docente proveniente de una escuela secundaria de Concord (New Hampshire) había sido elegida entre más de 11.000 aspirantes que postularon al proyecto creado por el presidente estadounidense Ronald Reagan en 1984.

Estaba previsto que el viaje duraría seis días y medio en órbita, durante los astronautas debían desplegar un satélite y realizar diversos experimentos. Por otro lado, McAuliffe tenía la tarea de realizar dos clases de 15 minutos desde el espacio, las cuales iban a ser transmitidas a los alumnos.

“Una de las cosas que espero traer al aula de clase es hacer la conexión con los estudiantes para que sientan que ellos también son parte de la historia, que el programa espacial les pertenece e intentar educarlos con la era espacial”, comentó en una declaración horas antes del despegue.

Su nombre siguió resonando después de su muerte, en 2004 recibió la medalla de honor espacial del Congreso de EE.UU. el máximo premio que puede recibir un astronauta de la NASA, también se construyó un planetario que fue bautizado con su nombre en Concord.

Al ser la primera maestra en viajar al espacio, el lanzamiento fue transmitido en directo por todo el país, mostrando el momento exacto del accidente generando un gran impacto en la sociedad estadounidense.

Las otras tragedias de la NASA

Años después ocurrió un accidente similar el 1 de febrero de 2003, al igual que el anterior, siete personas fallecieron a bordo del transbordador Columbia cuando regresaban a la atmósfera terrestre. Durante su despegue, la parte inferior de la nave había perdido losetas térmicas y debido a esto el transbordador no resistió el calor de la fricción con la atmósfera.

Al igual que con el accidente del Challenger, la NASA suspendió las operaciones durante más de dos años. También se compensó a las familias afectadas con 26,6 millones de dólares.

Los programas espaciales terminaron formalmente en 2011, después de tres décadas transportando astronautas hacia y desde la órbita terrestre baja.

Otro accidente que ocurrió también fue la muerte de tres astronautas a bordo del Apolo 1, los pasajeros estaban realizando un ensayo en el complejo de lanzamiento en Florida, Estados Unidos, cuando la cápsula de la nave se incendió. La escotilla de la cabina complicó la salida de los astronautas que finalmente fallecieron asfixiados un mes antes del lanzamiento del cohete que estaba programado. Este programa de la NASA tenía como objetivo llegar a la Luna, al tener este accidente el programa se atrasó por 20 meses.

Comentarios