*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Nada Personal
12 Agosto
Aire Fresco
12 Agosto
Café Duna
12 Agosto

Gobierno de minoría y vacunación de 9 millones de personas: Los primeros desafíos de Guillermo Lasso al mando de Ecuador

Guillermo Lasso FOTO: AFP.

Con una aprobación del 60,5%,  el nuevo mandatario reemplazó a Lenín Moreno, que había ganado la presidencia impulsado por el ex gobernante socialista Rafael Correa (2007-2017) y luego pasó a ser su oponente.

Por:

24 Mayo, 2021

Suscríbete a este programa

Este lunes, con 10 minutos de retraso comenzó al ceremonia de cambio de mando en la sede de la Asamblea Nacional en Quito (Ecuador) y con ella, el banquero Guillermo Lasso asumió como Presidente de Ecuador durante los próximos cuatro años.

“En este Gobierno que hoy nace, en este nuevo siglo de republicanismo que estamos a punto de arrancar, termina la era de los caudillos. Hoy reivindicamos este día glorioso e iniciamos la lucha para recuperar el alma democrática de nuestro país”, indicó el nuevo Mandatario de Ecuador en su primer discurso.

En la ceremonia participaron los jefes de Estado de España, el Rey Felipe VI; el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro; Jovenel Moise (Haití), y el Mandatario de República Dominicana, Luis Abinader.

Si bien se esperaba que el presidente Sebastián Piñera participara de esta investidura, finalmente el mandatario no viajó a Ecuador y en su reemplazo fue el canciller Andrés Allamand.

Con una aprobación del 60,5%,  Lasso  reemplazó a Lenín Moreno, que había ganado la presidencia impulsado por el ex gobernante socialista Rafael Correa (2007-2017) y luego pasó a ser su oponente.

El nuevo presidente recibirá al Ecuador en medio de una crisis económica, con la promesa de vacunar a 9 millones de ecuatorianos contra el COVID-19, y con poca representación legislativa.

Un gobierno en minoría

Después de 14 años, Ecuador vuelve a tener un gobierno sin una mayoría partidaria en el Congreso. Para superar esto, en su campaña, Lasso usó la expresión “encontrémonos”, pero su primer desencuentro fue con el Partido Social Cristiano (PSC), una antigua fuerza fundada en 1951 y presente con altibajos en la escena política ecuatoriana, asociada electoralmente al partido del electo presidente.

La ruptura sucedió en la sesión de instalación del nuevo periodo ordinario de sesiones legislativas de la Asamblea Nacional. En la ocasión, los legisladores de CREO no votaron por el asambleísta propuesto por el PSC para ser presidente del Congreso.

Según la ley, la Asamblea Nacional se debe instalar 10 días antes de la posesión presidencial y elegir autoridades legislativas para celebrar la transmisión del mando.

El partido de Lasso tuvo que unirse, en esa sesión, con los 13 legisladores independientes, con los 18 asambleístas de la Izquierda Democrática y con los 27 del Movimiento Pluricultural Pachakutik, organización de los pueblos indígenas. Con esta maniobra, Lasso se prometió con la centroizquierda partidaria, se separó del PSC y del bloque correista de la UNES o Unión por la Esperanza, y según algunos expertos, aseguró gobernabilidad para el nuevo presidente y suscribió la estabilidad entre los poderes representativos del Estado.

Para gobernar los siguientes cuatro años, Lasso, como cabeza del poder Ejecutivo, deberá negociar y “llegar acuerdos” con los grupos legislativos, explicó el abogado y politólogo, Arturo Moscoso, consignó Infobae. Por lo que es necesario que el Ministerio de Gobierno tienda puentes entre el Ejecutivo y Legislativo, señaló Moscoso.

 

9 millones de vacunados en 100 días

Durante su campaña, Lasso le prometió a sus votantes que vacunará en los primeros 100 días de Gobierno, a nueve millones de ecuatorianos en contra del COVID-19.

El plan de vacunación recae sobre el Ministerio de Salud que estará dirigido por Ximena Garzón, PhD en Salud Pública con énfasis en Salud Ocupacional y doctor en investigación de salud ocupacional y epidemiología ocupacional. Según la web del presidente electo, se prevé vacunar a 90 mil personas al día, es decir, a 5 personas cada hora en los 2.100 centros de salud pública que tiene el Ecuador.

Si en sus primeros 100 días, el gobierno de Lasso logra vacunar a nueve millones de ciudadanos, “eso le va dar mucho aire para los siguientes meses”, señala Moscoso. Pero si fracasa, “le va a costar muchísimo” políticamente, dice el experto.

Comentarios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST