*
EN VIVO

/

/

DUNA TV

La emergencia ambiental que vive Perú tras el derrame de petróleo

El derrame, que en un principio fue considerado leve, hoy afecta gravemente al ecosistema presente en las costas peruanas. Se acusa a la petrolera Repsol de haber mentido en el caso y es duramente cuestionada.

Por:

24 Enero, 2022

Suscríbete a este programa

Tras la erupción volcánica y el posterior tsunami registrado en Tonga, se constató un lamentable derrame de crudo en Perú. Esto fue ocasionado por el el aumento del oleaje en la costa peruana, lo que afectó a un barco de la petrolera española Repsol mientras descargaba el combustible.

El vertido representa uno de los eventos más dañinos al medio ambiente en los últimos años en dicho país y cerca de 3 kilómetros cuadrados de playa y mar han sido afectados por el desastre.

Con esto, alrededor 18.000 kilómetros cuadrados de zonas protegidas se ha visto dañados, afectando a la flora y fauna del lugar.

Ante este escenario, las autoridades declararon emergencia ambiental y pidieron ayuda a la ONU para mitigar las consecuencias del accidente.

La Cancillería peruana califica este hecho como el más grave ocurrido en Lima en los últimos tiempos.

¿Qué ha dicho Repsol?

Diferentes medios de comunicación dieron a conocer que la refineria “La Pampilla” de la petrolera acumula 32 infracciones. Incluso, algunas de ellas por un derrame ocurrido en 2013, con efectos menores.

“No hay nada medioambientalmente que no se pueda corregir” (…) en unas semanas, a fines de febrero, verán las playas limpias (…) Los avances son ilusionantes”, dijo el presidente de Repsol Perú, Jaime Fernández-Cuesta.

El Gobierno peruano fue tajante en responsabilizar a la compañía por el desastre. “En un inicio no hubo un plan de contingencia. No tenían equipos de limpieza marina (skimmers), ahora hay siete. Y nosotros tuvimos que traerlos y movilizar al personal de las FFAA. No hemos visto una acción diligente, dieron datos inexactos”, explicó la primera ministra Mirtha Vásquez.

Este evento también ha afectado a los pescadores artesanales de diferentes zonas, quienes protestaron fuera de la refinería buscando justicia. Se estima que hay más de 8 millones del área de mar y playa afectados. Esto equivale a 1.257 estadios de fútbol, según estima La República.

Comentarios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST