*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Terapia Chilensis
23 Septiembre
Nada Personal
23 Septiembre
Aire Fresco
23 Septiembre
Café Duna
23 Septiembre

La despedida de la Reina Isabel II: Así será el adiós a la monarca ícono del siglo XX

reina isabel blanco y negro

El sábado Carlos será proclamado rey por el Consejo de Adhesión, el órgano que lo confirma como soberano, se reunirá en la galería de imágenes del Palacio de St. James, que es la residencia del soberano.

Por:

9 Septiembre, 2022

Suscríbete a este programa

Este viernes, el rey Carlos III llegó al Palacio de Buckingham por primera vez como monarca de Reino Unido. Voló desde Escocia y un auto Bentley oficial lo llevó a la residencia real. Una gran multitud lo aplaudió a su arribo.

A su llegada, el rey, acompañado de la reina consorte Camila, bajó del auto para saludar a la gente y contemplar la enorme cantidad de ofrendas florales en honor de su madre, la difunta reina Isabel II. Algunos gritaron, “¡Gracias, Charles!”, y otras frases de apoyo. Otros corearon el himno nacional, que ahora es “Dios salve al rey” en lugar de “Dios salve a la reina”.

Una mujer, visiblemente emocionada, le ha podido dar un beso en la mejilla al monarca.

Después de reunirse con la primera ministra de Reino Unido, Liz Truss, Carlos III dará su primer discurso formal como rey tras la muerte de su madre. Se espera que el nuevo monarca británico pronuncie un discurso a la nación alrededor de las 18:00 (13.00 de Chile), informó el presidente de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hole.

Tras esto, las campanas sonarán en la Abadía de Westminster, la Catedral de San Pablo y el Castillo de Windsor, y se dispararán salvas de armas, una ronda por cada año de vida de la Reina, en Hyde Park y en otras estaciones. Se toca las campanas para marcar la muerte del soberano, y se escuchó por última vez para la llegada del féretro de la Reina Madre al Castillo de Windsor en 2002.

La casa real estará de “luto real” durante un mes. Las banderas estarán a media asta, los palacios cerrados al público y todos los compromisos públicos de la realeza cancelados.

Según The Times, el gobierno confirmará la duración del luto nacional, que probablemente será de 12 a 13 días hasta el día siguiente al funeral de la Reina. El Primer Ministro asistirá a un servicio de conmemoración en San Pablo, en el centro de Londres.

Las actividades del sábado en Reino Unido

El sábado Carlos será proclamado rey por el Consejo de Adhesión, el órgano que lo confirma como soberano, se reunirá en la galería de imágenes del Palacio de St. James, que es la residencia del soberano, a las 10 de la mañana, inicialmente sin él, aunque entra en la sala una vez que se ha confirmado su investidura.

EL Consejo está formado por los Consejeros Privados que asesoran al monarca desde la época normanda. En la actualidad están formados por unos 670 políticos de alto nivel, incluida la primera ministra, Liz Truss. También estarán presentes los Lores Espirituales y Temporales, obispos de la Iglesia de Inglaterra que forman parte de la Cámara de los Lores, incluido el Arzobispo de Canterbury, junto con los homólogos seculares del reino.

El presidente del Consejo anuncia la muerte del monarca y el secretario del Consejo, Richard Tilbrook, lee en voz alta el texto de la Proclamación de Acceso. Un grupo denominado “plataforma”, que incluye a los miembros presentes de la familia real, al primer ministro, al arzobispo de Canterbury y al conde mariscal -el duque de Norfolk, Edward Fitzalan-Howard, el principal miembro de la nobleza que se encarga de organizar las ceremonias de Estado- firmarán la proclamación.

Una vez firmada, el presidente pide silencio y el Consejo se ocupa de los asuntos pendientes, como la difusión de la proclamación y las instrucciones para el disparo de los cañones de artillería en el Hyde Park de Londres y en la Torre de Londres.

La proclamación va acompañada de salvas de cañón y los heraldos se desplazan a Mansion House, en la City de Londres, donde se lee en el Royal Exchange. La proclamación se lee públicamente en las demás capitales del Reino Unido -Edimburgo, Belfast y Cardiff- y en otros lugares.

El traslado del ataúd de la reina

Se espera que el ataúd de la Reina sea llevado por carretera al Palacio de Holyroodhouse en Edimburgo, donde descasará en el salón del trono.

Las proclamaciones se leerán en los parlamentos descentralizados de Escocia, Gales e Irlanda del Norte en Edimburgo, Cardiff y Belfast.

El lunes se espera una procesión a lo largo de la calle de Edimburgo conocida como Royal Mile (Milla Real, que se extiende desde el Castillo de la ciudad hasta el Palacio de Hoolyroodhouse y que mide una milla escocesa, 1,81 kilómetros aproximadamente, más larga que la milla inglesa y una medida que no se usa desde el siglo 18) hasta la Catedral de St Giles. Habrá un oficio y la Vigilia de los Príncipes a cargo de miembros de la familia Real.

En esa oportunidad el público podrá pasar frente al ataúd de la Reina en un mini funeral en St. Giles.

El miércoles, comenzará el funeral de la Reina Isabel II en Westminster Hall, cuyo nombre en código es Operation Marquee. Seguirá a una procesión ceremonial por Londres y durará cuatro días completos.

El féretro es llevado en un carro de combate por la King’s Troop Royal Horse Artillery hasta Westminster Hall, pasando por The Mall, Horse Guards y Whitehall. El Big Ben sonará y se espera que los miembros de la familia real sigan el féretro.

El arzobispo de Canterbury realizará un breve servicio después de la llegada del ataúd.

Se espera que cientos de miles de personas pasen frente al ataúd en su catafalco y presenten sus respetos.

Aproximadamente una semana después del fallecimiento de la Reina, dice The Times, el Rey viajará a Cardiff, donde se celebra un servicio religioso en la catedral de Llandaff. Allí, recibirá un mensaje de condolencia en el Senedd, el edificio de la asamblea nacional, y en el Castillo de Cardiff. Hacia esa hora, en Westminster Hall podría celebrarse una vigilia nocturna alrededor del féretro por parte de los hijos de la Reina.

El último adiós a la reina Isabel II

El funeral de Estado de la monarca se realizará en la Abadía de Westminster.

Se espera que el ataúd de la Reina sea llevado en  un carro de armas tirado por marineros navales utilizando cuerdas en lugar de caballos, dice The Telegraph.

Además,  los miembros mayores de la familia lo seguirán, tal como lo hicieron en el funeral de Diana, la princesa de Gales y el duque de Edimburgo.

Los militares se alinearán en las calles y también se unirán a la procesión.

Los jefes de estado, primeros ministros y presidentes, la realeza europea y figuras clave de la vida pública serán invitados a reunirse en la Abadía, que puede albergar una congregación de 2000 personas.

El servicio se estima que comience a las 11 de la mañana y será televisado y se espera que se guarde un silencio nacional de dos minutos.

El ataúd de la Reina será llevado a la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor para un servicio de sepelio televisado.

Más tarde en la noche, habrá un servicio de entierro privado con miembros de alto rango de la familia real.

El lugar de descanso final de la reina será la capilla conmemorativa del rey Jorge VI, un anexo a la capilla principal, donde fueron enterrados su madre y su padre, junto con las cenizas de su hermana, la princesa Margarita.

El ataúd del Duque de Edimburgo se trasladará desde la Bóveda Real a la capilla conmemorativa para unirse al de la Reina.

Durante el servicio de entierro privado es probable que Carlos esparza tierra sobre el ataúd, como hizo la Reina en el funeral de su padre.

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST