*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Nada Personal
3 Febrero
Aire Fresco
3 Febrero
Ahora en Duna
3 Febrero

Frenar el cáncer de mama es posible: Científicos lo lograron

cáncer de mama

Una combinación de biología celular y biología estructural avanza en la lucha contra esta enfermedad.

Por:

20 Enero, 2023

Suscríbete a este programa

Aproximadamente un 90% de las muertes por cáncer de mama se producen por la metástasis, que es el nombre que recibe el proceso por el que las células cancerígenas se separan de su lugar de origen y viajan por los sistemas circulatorio y linfático para formar nuevos tumores en otras partes del organismo.

Frente a esta enfermedad, un grupo de especialistas israelíes estaban investigando los mecanismos de la metástasis, y en concreto uno (los invadopodios, una especie de protrusiones similares a patas que las células cancerígenas utilizan para invadir el tejido sano circundante) cuando descubrió la que puede ser una de las claves para detener el proceso metastásico, consignó el medio académico Oncogene. 

Hace unos cuatro años la Dra. Hava Gil-Henn e investigadores de la Facultad de Medicina Azrieli de la Universidad Bar-Ilan en Israel revelaron dos pistas importantes sobre la formación de invadopodios: el nivel celular de las proteínas Pyk2 y cortactin aumentaba sospechosamente cuando la célula ingresaba a su fase maligna, pero cuando la célula perdió su capacidad de producir Pyk2, no se observó metástasis alguna.

En un estudio reciente que amplía este hallazgo, el Dr. Gil-Henn y el profesor Jordan Chill, del Departamento de Química de Bar-Ilan, caracterizaron la interacción entre estas proteínas asociadas y demostraron que esta interacción es un requisito previo para la formación de metástasis de las células cancerosas.

Además, los autores del trabajo sintetizaron dicho grupo en el laboratorio y se lo administraron a modelos murinos (ratones) con cáncer de mama, para comprobar sus efectos sobre la metástasis del cáncer.

De esta forma, observaron que el péptido ‘competía’ con la proteína Pyk2 natural por la ‘atención’ de la cortactina disponible, efectivamente bloqueando el acceso de la Pyk2 a la misma, Esto inhibía la formación de invadopodios y, como resultado, se produjeron muchas menos metástasis.

Además, ese segmento era de pequeño tamaño (tan sólo 19 aminoácidos de los 1.009 que componen la Pyk2). La idea, ahora, es desarrollar un medicamento capaz de inhibir la metástasis del cáncer de mama y, así, mejorar la calidad y la esperanza de vida de las pacientes con cáncer de mama.

“Estábamos muy emocionados de ver que la idea de usar el motivo de unión de Pyk2 a la cortactina como inhibidor de los invadopodios funcionó bastante bien in vivo “, dice la coautora del estudio, la Dra. Hava Gil-Henn. “Esto sirvió para demostrar el potencial clínico de inhibir la interacción recién descubierta”.

Según datos del International Agency for Research on Cancer (IARC), cada 100 mil mujeres chilenas se presentan 55 casos de cáncer de mama. Estas cifras se vuelven aún más complejas al considerar que este es también uno de los cánceres con mayor letalidad, siendo la segunda causa de muerte en mujeres, superando en su momento a las muertes por cáncer de pulmón o hígado, según datos del Ministerio de Salud.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST