*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Duna en Punto
6 Febrero
Nada Personal
3 Febrero
Aire Fresco
3 Febrero

¿Lo sabías?: El estrés por la incapacidad de disfrutar el descanso, existe

Young man is lying at the sofa and looking at his phone while studying

El stresslaxing, o la incapacidad de relajación y desconexión laboral en el tiempo libre, data incluso desde la revolución industrial, aunque en las últimas décadas se ha hecho aún más agudo y grave con la revolución tecnológica.

Por:

23 Enero, 2023

Suscríbete a este programa

¿Quieres tomar una siesta, pero lo sientes como un pecado, pues aún tienes tareas pendientes? o ¿revisas la bandeja de entrada de tu correo en domingo porque te da cargo de conciencia que esté llena al lunes?, no eres el único.

Se llama stresslaxing y se da porque la hiperconectividad y el acelerado ritmo de vida atentan contra el descanso, pero hay formas de conseguir desconectarse.

El stresslaxing es una sensación inquietante. A muchas personas les puede identificar la escena de terminar la jornada laboral (¿esta termina realmente?) y experimentar ansiedad por no estar haciendo algo positivo o productivo, incluso para el propio descanso.

Para que éste estrés se produzca se mezclan varias cosas. Lo primero es que la real sensación de descanso aparece solamente después de haber terminado los pendientes del día, o lo que se tenía pensado hacer. Porque la verdad es que sacar la vuelta, o procrastinar, estresa mucho más de lo que crees.

Daniela Quintanilla, psicóloga laboral de grupo Tawa, complementa:

“Internet y las redes sociales provocan que las personas revisen inconscientemente el estado de sus pendientes, como sus correos, mensajes o el calendario del día siguiente”

La sociedad actual intenta navegar entre la necesidad de ser productivo, la de refrescar el correo electrónico cada dos minutos y la inercia que empuja a abrir las aplicaciones compulsivamente y cerrarlas tras 20 segundos de scroll.

Para la psicóloga Ingrid Pistono, la clave está en dejar de normalizar el no tener tiempo e ir derrapando por la vida, tomar otro ritmo –más consciente y gratificante– e introducir en la rutina aquello que cada persona sabe que le hace bien.

Por su parte, el psicólogo Isaías Sharon afirma que el principal factor que oprime a una persona son sus propias expectativas, el exitismo y los hábitos personales, que le dificultan cuidarse adecuadamente y les impiden tener momentos de ocio y relaciones interpersonales saludables y significativas.

¿Cómo evitar el stresslaxing?

Los tres pasos para ese autocuidado, enumera Ignacio Verdugo, terapeuta bioenergético de Team Building Partners y monitor de mindfulness, son:

  1. Pedir ayuda para aprender sobre autoconocimiento y gestión emocional.
  2. Darle un sentido al trabajo o al empleo que se tiene, “ya sea por lo que haces, lo que aportas o lo que ganas en él”.
  3. Reconocer la importancia del descanso.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST