EN VIVO

/

Duna

/

Sonidos de tu Mundo

DUNA TV
PODCAST
Aire Fresco
22 Abril

¿El núcleo de la Tierra se detuvo?: Lo que pasa y por qué ocurre

Un equipo de investigadores de la Universidad de Pekín acaba de llegar a la inquietante conclusión de que, hacia el año 2009, la rotación del núcleo sólido interno de la Tierra se ha detenido y podría estar empezando a invertirse.

Por:

26 Enero, 2023

Lo que conocemos como núcleo es la capa más profunda de la Tierra. Se compone de dos partes: una externa, fluida, que se sitúa de los 2.900 a 5.100 kilómetros de profundidad; y otra interna que llega al centro de la esfera, hasta los 6.370 km aproximadamente.

El núcleo y de cada una de las capas que conforman la Tierra están en continua interacción, lo que genera diversos eventos geológicos, como la formación de montañas, los terremotos o las erupciones volcánicas.

Precisamente a este respecto, Yi Yang y Xiaodong Song, dos investigadores del Instituto de Geofísica Teórica y Aplicada de la Universidad de Pekín, en China, acaban de publicar en la revista Nature Geoscience un estudio sobre el comportamiento del núcleo de la Tierra que ha sorprendido a la comunidad científica.

En palabras del Instituto de Geociencias (IGEO)

“Lo que la nueva investigación afirma es que el núcleo ha decrecido su velocidad y está ‘desacompasado’ con la velocidad de giro del resto del planeta. Es como si nosotros, la corteza, nos adelantáramos respecto al núcleo”, han apuntado.

El hallazgo, publicado en el último número de Nature Geoscience, hace pensar a los científicos que dicha inversión se produce de forma periódica, alrededor de una vez cada siete décadas, y puede causar cambios en la intensidad del campo magnético y la duración de los días.

Según Yi Yang y Xiaodong Song, autores de la investigación, el hecho de que estos cambios puedan ocurrir en una escala de tiempo tan reducida sugiere que son habituales en la historia del planeta, y que por tanto ayudaría a entender mejor cómo lo que sucede en las profundidades de la Tierra afecta a su superficie.

El núcleo interno, sólido y formado principalmente por hierro y níquel, está físicamente separado del resto de la masa terrestre por el núcleo externo, de hierro líquido, lo que le permite mantener una rotación independiente y distinta a la de la Tierra misma.

Para esta nueva investigación, Yang y Song analizaron casi 200 terremotos en las islas Sandwich del Sur, un remoto archipiélago del Atlántico cercano al Polo Sur, entre la década de 1960 y la actualidad.

¿Por qué se detuvo la rotación del núcleo terrestre?

Hasta ahora, parece ser que el fenómeno surge por la dinámica gravitacional que guarda la Tierra con su único satélite natural. Sin embargo, el estudio de la Universidad de Pekín asegura que este fenómeno tendrá consecuencias globales. Con respecto a por qué se está alentando la rotación del núcleo de la Tierra, los investigadores apelan a una dinámica ampliamente estudiada desde la década de los 90:

“Se cree que la rotación diferencial del núcleo interno de la tierra en relación con el manto ocurre bajo los efectos de la geodinamo en la dinámica del núcleo y el acoplamiento gravitacional del núcleo y el manto”.

Un cambio cada siete décadas

Los científicos compararon este patrón reciente con los registros sísmicos en las Islas Sandwich del Sur, que se remontan a 1964 y parece estar asociado a un giro gradual del núcleo interno como parte de una oscilación de aproximadamente siete décadas, con otro punto de inflexión a principios de la década de 1970.

Qué efectos significa este fenómeno:

 Según el geólogo Song, este fenómeno puede tener efectos globales: “En los últimos años, los días se están haciendo más cortos y es posible que en parte se deba al núcleo de la Tierra”.

La anomalía del núcleo hace que un día sea una milésima de segundo más corto ahora que en 1970, detalla.

“La rotación del núcleo interno dentro del externo también altera el campo gravitatorio interno y causa deformaciones en la superficie, lo que a su vez puede influir en el nivel del mar. Estos cambios podrían también afectar a la temperatura global del planeta”, sugiere.

Como conclusión, sostienen que estas observaciones aportan pruebas de interacciones dinámicas entre las capas de la Tierra, desde el interior más profundo hasta la superficie, debidas potencialmente al acoplamiento gravitatorio y al intercambio de momento angular desde el núcleo y el manto hasta la superficie.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST