EN VIVO

/

Duna

/

Sonidos de tu Mundo

DUNA TV

La política mundial despide con honores a Henry Kissinger, estratega que intentó que Allende no llegara a La Moneda

Pese a ser galardonado con el Premio Nobel de la Paz, también se le recordará por su respaldo a dictaduras como las de Argentina, los últimos años de Francisco Franco en España y al Golpe de Estado en Chile de 1973.

Por:

30 Noviembre, 2023

Este miércoles, a los 100 años falleció el ex secretario de Estado estadounidense Henry Kissinger en su hogar en Connecticut, informaron los medios de Estados Unidos.

Su empresa de consultoría confirmó el fallecimiento, aunque no ofreció detalles sobre la causa de la muerte.

El legendario y controvertido diplomático se había mantenido activo hasta el final, a pesar de su avanzada edad. El pasado julio visitó China, ya cumplidos los 100 años, para reunirse con el mandatario del país, Xi Jinping, y funcionarios de alto rango.

Recibió el premio Nobel de la Paz junto a su homólogo vietnamita Le Duc Thuo por sus negociaciones secretas para acabar con la guerra de Vietnam, y normalizó las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y China durante la presidencia de Richard Nixon (1969-1974).

Sin embargo, también se le recordará por su respaldo a dictaduras como las de Argentina entre 1976 y 1983 y los últimos años del régimen de Francisco Franco en España (terminado con la muerte del líder en 1975), su papel en la Operación Cóndor para reprimir a opositores latinoamericanos de izquierda o su apoyo al golpe de Estado contra Salvador Allende en Chile en 1973.

Las despedidas a Henry Kissinger

El Presidente israelí, Isaac Herzog, expresó sus condolencias y elogió a Kissinger como gran diplomático que amaba Israel. “Toda la familia de naciones se siente bendecida hasta el día de hoy por los frutos de los procesos históricos que él dirigió, incluido el establecimiento de las bases del acuerdo de paz de Israel con Egipto”, sostuvo.

Por su parte, Vladimir Putin recordó a Kissinger como un político visionario y de gran autoridad en todo el mundo, y destacó que el estadounidense defendió siempre “una política exterior pragmática”, que le “permitió lograr la distensión de las tensiones internacionales”.

“Tuve la oportunidad de hablar en numerosas ocasiones con este hombre profundo y extraordinario, y, sin duda, conservaré el recuerdo más entrañable de su persona”, añadió el mandatario ruso.

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, sostuvo que Kissinger fue “un punto de referencia de la política estratégica y la diplomacia mundial”. “Su fallecimiento nos entristece y expreso mi pésame personal y el del Gobierno italiano a su familia y allegados”, añadió.

El embajador de Chile en Estados Unidos, Juan Gabriel Valdés, se pronunció sobre la muerte de Kissinger en su cuenta de X (antes Twitter). “Ha muerto un hombre cuyo brillo histórico no consiguió jamás esconder su profunda miseria moral”, señaló. Cabe recordar que el ex secretario de Estado de EE.UU. también es criticado por su respaldo a dictaduras como las de Argentina y España, o su apoyo al golpe de Estado de 1973 en Chile.

Su trabajo para evitar la llegada de Allende a La Moneda

Peter Kornbluh, director de la sección Chile del Archivo de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington, que trabaja desde 1986 en el Archivo de Seguridad Nacional, es uno de los responsables en lograr que la CIA desclasificara más de 24 mil documentos sobre la  intervención en Chile. Su investigación ha sido clave para conocer el grado de implicación estadounidense en el golpe de Estado contra Salvador Allende.

En junio de 1970, meses antes del triunfo de Allende en las elecciones presidenciales del 4 de septiembre de ese año, Kissinger ya dejaba en claro su opinión sobre el candidato socialista. 

 “No veo por qué tenemos que esperar y permitir que un país se vuelva comunista debido a la irresponsabilidad de su propio pueblo”, comentó durante una de las sesiones del “Comité 40″, un grupo de alto rango que supervisaba las operaciones encubiertas de Washington.

A menos de una semana que Allende ganara las elecciones, el presidente Richard Nixon le pidió a Kissinger “una evaluación de las opciones disponibles” para evitar que el político socialista se instalara en La Moneda.

En ese momento, llamó al entonces director de la CIA, Richard Helms para discutir la realización de un golpe preventivo en Chile. “No dejaremos que Chile se vaya por el desagüe”, declaró Kissinger. “Estoy contigo”, respondió Helms.

Según los documentos desclasificados de la CIA, Kissinger se reunió con el dueño de El Mercurio, Agustín Edwards, el 14 de septiembre de 1970, en Washington. En el encuentro, ambos hablaron de la posibilidad de un golpe en Chile. De esta forma Edwards contó que antes de viajar a EE.UU. se había reunido con el general Camilo Valenzuela, que luego participaría en la operación en la que murió el jefe del Ejército, René Schneider.

Días después del golpe del 11 de septiembre de 1973, Kissinger ignoró la preocupación de altos funcionarios del Departamento de Estado sobre la masiva represión ejercida por el nuevo régimen militar de Augusto Pinochet. Así, ordenó que el embajador norteamericano manifestara a Pinochet sus deseos de “cooperar estrechamente y establecer una base firme para la relación más constructiva y cordial”.

En junio de 1976,  Kissinger se preparaba para reunirse con Pinochet en Santiago, su alto representante para América Latina, William D. Rogers, le aconsejó presionarlo para “mejorar las prácticas sobre DD.HH.” en Chile. Sin embargo,  Kissinger le dijo a Pinochet que su régimen estaba siendo víctima de una “propaganda de izquierda” sobre los DD.HH. “Queremos ayudar, no socavarte. Hiciste un gran servicio a Occidente al derrocar a Allende”, le comentó.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST