*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Aire Fresco
3 Julio

Las acusaciones de acoso sexual vuelven a poner a Donald Trump en el ojo del huracán

Anoche tres mujeres volvieron a apuntar contra el magnate. Aunque no son revelaciones nuevas vuelven a sacar a la luz el negativo historial en su relación con las mujeres.

Por:

12 Diciembre, 2017

Suscríbete a este programa

El escándalo por acoso sexual regresa a la primera página para el presidente de Estados Unidos.

Anoche tres mujeres que ya habían acusado a Donald Trump, volvieron a alzar sus voces en nombre de otras 16 supuestas víctimas.

A través de un foro en Nueva York, Rachel Crooks, Jessica Leeds y Samantha Holvey llamaron al Congreso a abrir una investigación por la conducta del magnate.

El republicano se defendió esta mañana a través de su cuenta de Twitter en la que tildó las denuncias de noticias falsas.

“A pesar de las miles de horas malgastadas y los muchos millones gastados, los demócratas no han podido mostrar ninguna colusión con Rusia, entonces ahora se mueven hacia las falsas acusaciones e historias fabricadas por mujeres que no conozco. ¡NOTICIAS FALSAS!”, escribió.

No es la primera vez que Trump es señalado. En 30 años le han acusado 24 veces. 

Durante su campaña presidencial el año pasado, 16 mujeres aseguraron haber sido víctimas del mandatario. En la misma fecha se filtró una conversación de 2005, donde el ahora presidente aseguraba con arrogancia que podía hacer lo que quisiera con las mujeres.

“Yo empiezo besándolas… Ni siquiera espero. Cuando eres una estrella, entonces te dejan hacer. Ágarralas por el coño; puedes hacer lo que quieras”, se escucha en la grabación.

El mismo día del destape Trump emitió un escueto comunicado en que tildó la situación como una “broma de vestuario” y aprovechó de apuntar contra Bill Clinton, del que aseguraba que le había dicho “cosas mucho peores en el campo de golf”. Fue una respuesta fallida que solo incendió aún más a sus detractores.

Sin embargo, y a pesar del temor de sus colaboradores, la situación no le costó su carrera presidencial.

El lunes, y como es habitual, la Casa Blanca desmintió la denuncia de las tres mujeres con rotundidad.

“Son imputaciones falsas, puestas en duda por testigos oculares y respondidas con largueza durante la campaña. El pueblo americano emitió su veredicto otorgando a Trump la victoria”, señaló el gobierno, que consideró la presentación “una gira publicitaria con motivaciones políticas”.

Las denuncias de Rachel Crooks, Jessica Leeds y Samantha Holvey, se enmarcan en el movimiento #metoo que ha servido para abrir la caja de Pandora de la cual no dejan de aparecer monstruos.

Desde que se destapó el escándalo del productor cinematográfico Harvey Weinstein, que ya ha sido acusado por 80 actrices, más de 40 directivos, empresarios, famosos y políticos han caído fulminados por supuesto acoso sexual en menos de dos meses. 

Donald Trump ha intentado limpiar su imagen apoyando el movimiento #metoo.

“Es muy bueno para las mujeres y soy muy feliz de que estas cosas salgan a la luz”, ha llegado a decir.

Sin embargo, su apoyo a las víctimas ha tenido una existencia efímera. Él mismo las hundió cuando, en contra de su propio partido, salió en defensa del candidato republicano al Senado por Alabama, Roy Moore, acusado de abusos a menores. 

 

Foto: AFP

Comentarios