*
EN VIVO

/

/

DUNA TV

Escondida: La radicalización del sindicalismo que hay que erradicar

Foto: Agencia Uno

Matías del Río y Nicolás Vergara criticaron la amenaza hecha por el sindicato de Escondida, tras terminar el paro de 43 días en la minera.

Por:

24 Marzo, 2017

Cargando ..
Suscríbete a este programa

Tras 43 días de huelga, el sindicato y la minera Escondida dieron cerradas las negociaciones para intentar alcanzar un acuerdo y los empleados solicitaron la activación del artículo 369 del Código del Trabajo, que les permite prorrogar por 18 meses la vigencia del convenio recientemente vencido.

Con esto, se puso fin a la huelga más larga en la historia de la gran minería chilena, aunque los trabajadores mantendrán las condiciones del contrato actual, no tendrán derecho a un bono de término de conflicto ni a un reajuste en sus remuneraciones.

El sindicato, conformado por 2.500 trabajadores, había solicitado a la empresa cumplir tres exigencias básicas: que se mantuvieran las condiciones del último contrato colectivo, que no se modificaran los horarios de trabajo, y que no existieran diferencias entre los beneficios para los trabajadores actuales y futuros.

Tras esto, la empresa emitió un comunicado que la vocería del sindicato respondió así:

“Si intentan amenazarnos con este tipo de información es problema de ellos. Si quieren gastarse otros mil millones de dólares, no tenemos ningún problema. Nosotros estamos acá para hacerlos gastar mil millones de dólares más, pero con nosotros no se juega”.

Ante esto, Nicolás Vergara advirtió que los trabajadores sólo hacen un favor a la empresa.

“La mesa del sindicato intenta decir que con esto han logrado garantizar el trabajo de largo plazo. Pero aquí le están haciendo un favor a Escondida porque el sindicato ya mostró todas sus cartas. En 18 meses lo que puede ocurrir es que Escondida tome la decisión de externalizar divisiones completas”, dijo el conductor de Hablemos en Off.

Sin embargo, el lenguaje y la amenaza que esconde la respuesta del sindicato, es lo que más asusta, en la opinión del periodista Matías del Río.

“Al empresariado le entra cáncer cuando alguien se colude y es negligencia a veces del paciente no hacerse los exámenes a tiempo. Y hay veces en que el empresariado reacciona, dice las cosas a tiempo y castiga. El sindicalismo no es para quebrar empresas, es para decir ‘bueno vamos a tener relaciones normales’. Pero algo pasa al medio que se pierde esa mirada. Este sindicalismo que dice ‘estamos para que gasten 1.000 millones de dólares’ es el germen del cáncer del sindicalismo, porque el sindicalismo no esta para quebrar empresas sino que para defender legítimamente los derechos de los trabajadores. Entonces como sacamos a los coludidos y a este tipo de sindicatos (…) Son los mismos tipos que se encapuchan cuando hay huelgas”, dijo Del Río en el programa.

Foto: Agencia Uno

Comentarios