*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Conexión IP
30 Noviembre
Santiago Adicto
30 Noviembre
Visionarios
30 Noviembre

Carta de Nicolás Vergara a Harald Beyer

Esta mañana en Hablemos en Off, Nicolás Vergara quiso compartir sus reflexiones en torno a la destitución del ahora ex ministro de Educación Harald Beyer. Aquí reproducimos íntegramente el texto de la carta que Nicolás leyó al aire en el programa.

Por:

18 Abril, 2013

Suscríbete a este programa

¿Existen las casualidades? La vida nos enseña que no es así. Lo que para muchos fue solo un descuido momentáneo del senador Bianchi, al ausentarse de la sala cuando por la inicial de su apellido le correspondía  fundamentar su voto, se convirtió, según muchos, en la maniobra más burda y vil que se haya visto en nuestro país en los últimos años.

El senador Bianchi se guardó para sí el rol protagónico y definitorio de la acusación contra el hoy ciudadano Beyer, dejándose de paso unas cuantas horas para recibir argumentos en uno o en otro sentido.

Lamentablemente esta maniobra nos hizo olvidar uno de los debates más agrios que se haya visto en los últimos años, o al menos desde la recuperación de la democracia. El San Benito repetido hasta el hartazgo de que no se trata de tomar revancha sobre la situación de Yasna Provoste, pero que dado lo ocurrido hace 5 años, no se podía si no justamente aprovechar de tomar revancha.

También nos hizo olvidar la intervención del ex miembro del consejo de la Universidad del Mar y sempiterno candidato presidencial José Antonio Gómez, en la que nos regalaba una tesis conspirativa acerca del cierre de esa   universidad, tesis en la que esa máquina de estafar gente en que se convirtió esa seudo universidad, sería un chivo expiatorio para ocultar una conspiración en defensa del lucro.

También nos hizo pasar por alto que muchos de los senadores, incluyendo a los de la Alianza que en sus circunscripciones cuentan con sedes de esa Universidad, fueron ambiguos e incluso se permitieron criticar el cierre de esa institución. O aquel senador que, en su intervención, sistemáticamente confundió atribuciones de la CNA o del CNE con las del ministro.

Lo de ayer más que un episodio olvidable, lamentablemente marca un antes y un después en la manera de hacer política en Chile. ¿Ganaron los estudiantes? No creo, más bien ganó la idea de que la ley del talión está más vigente que nunca y que negar la sal y el agua se convertirá en el pan de cada día.

Ahora puedo recordar que hace cinco años dije que me parecía una atrocidad la destitución de Yasna Provoste, pero honestamente debo decir que la salida de Harald Beyer de lo que algunos llaman pomposamente la “cosa pública” es una tragedia que nos costará aquilatar.

No caeré en la tentación de recordar el episodio de la moto de nieve como herramienta de trabajo parlamentario del ahora “irreprochable” senador  Navarro, ni de muchos otros parlamentarios que exhiben galardones de igual o mayor cuantía que la moto de nieve.

Ni tampoco de ese mismo parlamentario que calificó de defensor de “delincuentes de cuello y corbata”, omitiendo que uno de esos defendidos “de cuello y corbata” estaba a pocos metros en su condición de senador de la Concertación.

Tengo que reconocer que me falta objetividad para hablar de Harald Beyer. Es curioso, porque en muchos temas estamos en las antípodas. Yo soy un esforzado católico, él es un agnóstico irreprochable; yo apenas me subo a la bicicleta una vez por semana, él trota responsablemente cinco veces por semana; él es partidario del matrimonio homosexual, yo tengo reparos al respecto. Son muchos los temas en que estamos en desacuerdo, pero lo conozco hace más de 20 años y, pese a nuestras diferencias, construí un respeto y luego una admiración por él que solo me hace decir desde lo más profundo: a veces, solo a veces, nuestros políticos me dan vergüenza.

Comentarios