*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Notables
11 Agosto
Duna en Punto
11 Agosto

Tomarse vacaciones en la casa ¿sí o no?

Después de casi un año de confinamiento por el Covid-19 dos psicólogas dieron recomendaciones, en una entrevista para La Tercera, para descasar desde el hogar sin seguir con las rutinas diarias después del desgaste pandémico.

Por:

29 Enero, 2021

Suscríbete a este programa

Por la pandemia, hemos estado largos periodos en confinamiento lo que produce una “fatiga pandémica” como lo llaman los especialistas. Esto quiere decir, un desgaste que presenta síntomas como el cansancio, desmotivación, somnolencia y se asocia a un estrés sostenido en el tiempo.

Las autoridades habilitaron un permiso de vacaciones para Fase 2, para que las personas puedan descansar del difícil año que se vivió en 2020. Sin embargo, hay personas que no quieren salir de sus casas por el miedo al contagio, pero es importante que ellas sean capaces igual de darse un descanso en sus hogares.

Solange Anuch, psicóloga clínica del Departamento de Psiquiatría de la Clínica Alemana, y Daniela San Martín, psicóloga clínica de la Universidad Diego Portales hablaron en una entrevista con La Tercera, sobre cómo descansar y desconectarse de la rutina en vacaciones desde la casa.

Estrés sostenido

Según la psicóloga Solange Anuch, explicó que esta fatiga efectivamente es real y que a esto se le suma el estrés que ha sido causado por dos grandes motivos. Primero por saber que “hay una amenaza a la vida, a la salud y al bienestar y en segundo lugar por la presencia constante de incertidumbre”.

San Martin, por su lado agregó que por esta situación es tan importante tomarse vacaciones, hay que desconectarse de alguna manera. Esto porque en el fondo durante el último año se perdió el espacio personal, lo que generó un malestar general.

Vacaciones en casa

Uno de los principales consejos que da Daniela es “generar rutinas flexibles” para poder descansar desde la casa, la cual no incluye estudio ni trabajo. Por eso las psicólogas recomendaron siete cosas para hacer desde el hogar:

1. Nuevas tradiciones

Crear nuevas rutinas y tradiciones es importante, por ejemplo, hacer actividades que logre juntar a la familia como comer en conjunto y que exista el deseo de ponerse al día. Además, si existe la posibilidad de vez en cuando conectarse con otros familiares.

San Martin recalcó que cada individuo tiene que identificar sus necesidades e ir probando cosas distintas en este periodo porque si puedes lograrlo por qué no hacerlo, no se pierde nada.

2. Ser creativos

Si vive con niños o niñas es fundamental que ponga todas sus habilidades creativas para poder jugar y generar diferentes escenarios para que puedan explorar en conjunto nuevos mundos y no se sientan agobiados al no salir.

3. Poner ciertas reglas de convivencia

En general las familias tienen necesidades parecidas, pero también diferentes, algunos van a tener ganas de conversar, chatear hasta muy tarde, beber, o dejar las luces encendidas. Por eso, los especialistas recomiendan que es necesario poner ciertas reglas para poder llevar un confinamiento agradable.

4. Dar continuidad a actividades

Permítase hacer cosas que siempre ha querido continuar y las dejó de lado por la pandemia. Por ejemplo, leer, ver películas o serie, juegos al aire libre, aprender cosas nuevas, bailar y aprender idiomas, entre muchas otras.

5. Comunicarse con otras personas

La pandemia hizo que familiares, amigos, etc. no se pudieron ver. Por eso ahora, en vacaciones, es importante volver a conectarse con aquellos que no has visto, aunque sea de manera virtual. De esta manera generar momentos de distracción y tener nuevos temas de conversación.

6. Tomar sol y hacer ejercicio

La psicóloga San Martin, afirmó que “con la pandemia hay una deficiencia impresionante de vitamina D y que afecta directamente las energías así que, si es posible salir y tomar un poco de sol, hay que hacerlo”. No hay que olvidar la importancia de mantener una rutina de ejercicio.

7. Salga de su departamento

Es fundamental salir a tomar aire libre siempre con las precauciones sanitarias que esto implica, como salir a caminar, ir a la plaza más cercana o incluso ocupar la ida a las compras como un momento de distracción.

Al final, el espacio de vacaciones puede ser tanto físico como simbólico, “lo más importante es no dejar pasar el tiempo como si fuera un fin de semana extendido, sino que generar actividades, incluso estando solo, a las que hago habitualmente” concluyó Daniela.

Comentarios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST