*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Terapia Chilensis
21 Septiembre
Nada Personal
21 Septiembre
Aire Fresco
21 Septiembre
Visionarios
21 Septiembre

Choque cósmico nunca antes visto: La fusión de un agujero negro y una estrella de neutrones

Representación de la fusión entre un agujero negro, en el centro, y una estrella de neutrones. INSTITUTO MAX PLANCK

Una de las fusiones se trató de un agujero negro nueve veces más masivo que el Sol, el cual chocó contra una estrella de neutrones de unas 1,9 masas solares.

Por:

30 Junio, 2021

Suscríbete a este programa

Dos detectores de ondas gravitacionales en Estados Unidos y Europa captaron algo que no se había observado jamás: la colisión entre agujeros negros y estrellas de neutrones.

La señal proviene de dos eventos que sucedieron hace cientos de millones de años, las que han viajado a través del espacio.

En el pasado, físicos habían tomado las ecuaciones de la relatividad general de Einstein y calcularon el tipo de onda gravitacional que produciría un evento como este. Ahora, ambas señales captadas por los detectores LIGO (Estados Unidos), y Virgo (Europa), coinciden con las predicciones que hizo el físico alemán.

“Este hallazgo confirma por primera vez que existen sistemas binarios formados por un agujero negro y una estrella de neutrones, y que podemos observarlos gracias a las ondas gravitacionales”, señaló Toni Font, miembro de la colaboración científica entre LIGO y Virgo en El País.

Una de las fusiones se trató de un agujero negro nueve veces más masivo que el Sol, el cual chocó contra una estrella de neutrones de unas 1,9 masas solares, según explica Astrophysical Journal Letters.

La segunda se produjo entre un agujero seis veces más masivo que el Sol y una estrella de neutrones de 1,5 masas solares, los que chocaron a unos 1.000 millones de años luz.

Cuando las señales fueron captada se emitió una alerta internacional para que otros telescopios intentaran captar posible luz emitida desde los cataclismos, pero no se vio nada.

Lo anterior tiene sentido, ya que cuando el tamaño de un agujero negro es mucho mayor al de una estrella de neutrones “el agujero negro se traga la estrella entera, de una vez y sin descomponerla antes”, explica Font. “Este parece haber sido el caso en los dos eventos que hemos captado”.

En el caso contrario, cuando no tienen tamaños muy diferentes, el agujero descompone a la estrella hasta que se convierte en una especie de “fideo” que se queda dando vueltas hasta que es engullido del todo, ahí sí puede producirse luz.

Comentarios