EN VIVO

/

Duna

/

Sonidos de tu Mundo

DUNA TV
PODCAST
Aire Fresco
24 Abril

Las 6 posibles galaxias masivas descubiertas por James Weeb que podrían cambiar la comprensión sobre el Universo

Las características inusuales que poseen estos hallazgos, ponen en duda los conocimientos previos sobre la formación de estos objetos y sobre el origen del Universo primitivo.

Por:

28 Febrero, 2023

El telescopio espacial James Webb (JWST) de la NASA ha encontrado seis nuevas posibles galaxias. Los hallazgos se han publicado en la revista Nature y este descubrimiento podría redefinir nuestra comprensión sobre cómo se forman las galaxias y el origen del Universo.

La NASA publicó los primeros datos del JWST en julio y se basan en estos datos que se ha encontrado las seis galaxias tempranas. Estas galaxias tienen una masa entre 10.000 y 100.000 millones de veces la de nuestro Sol. Además, son tan antiguas como nuestra propia Vía Láctea y existieron entre 540 y 770 millones de años después del Big Bang, hace 13.800 millones de años.

Las 6 nuevas “galaxias” masivas son “criaturas realmente extrañas”

Las nuevas galaxias parecen ser radicalmente distintas a las existentes. Una de ellas tiene una masa equivalente a la Vía Láctea, pero es 30 veces más densa. El astrofísico Ivo Labbe, de la Universidad Tecnológica de Swinburne en Australia, describe estas galaxias como “criaturas realmente extrañas”.

Si la Vía Láctea fuera un adulto de tamaño normal, según Labbe, estas galaxias serían como infantes de un año que pesan lo mismo pero miden menos de 7 cm. Joel Leja, coautor del estudio, las llama candidatas a galaxias ya que se necesitan más mediciones para confirmar que son galaxias y no otra fuente de luz.

Según Leja, estas candidatas a galaxias son demasiado evolucionadas para las previsiones existentes, lo que sugiere que han evolucionado más rápido de lo que se permite en los modelos estándar.

“Lo emocionante es que, aunque solo algunas de ellas resultasen ser galaxias masivas, estas cosas son tan enormes que por sí solas pondrían patas arriba nuestras actuales mediciones de la masa total en estrellas”, afirma Leja.

Esto implicaría que exista entre 10 y 100 veces más masa estelar de la esperada en esta época y que las galaxias se formen mucho más rápido de lo que se pensaba en el Universo. Sin embargo, se necesitan más datos para confirmar que todas estas son galaxias y no alguna otra fuente de luz, como un agujero negro supermasivo.

Según Ivo Labbe, la formación de galaxias tras el Big Bang dependió de un misterioso material llamado materia oscura, invisible para nosotros pero detectable por su influencia gravitatoria en la materia normal.

Se cree que un océano de materia oscura llenó el Universo primitivo, como explica Labbe. Aunque se desconoce la naturaleza exacta de la materia oscura, se sabe que comenzó siendo muy suave, con ondulaciones muy pequeñas que crecieron con el tiempo debido a la gravedad.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST