Duna

El mayor proyecto de Barrick en Chile está en riesgo por conflicto con comunidad indígena

Cerro Casale, que supone un costo de US$6.000 millones, incorporó recientemente en su tramitación la consulta indígena, siguiendo los lineamientos del convenio 169 de la OIT. Mientras, la Conadi pidió el traslado del aeródromo y tranque de relaves. GUSTAVO ORELLANA

Publicado el por María del Carmen Rodríguez / 0 Comentarios

pulso60x60

Cerro Casale, el mayor proyecto minero en Chile del grupo canadiense Barrick (más grande incluso que Pascua Lama) enfrenta una valla en el marco de su tramitación ambiental.

En el proceso que lleva adelante la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) de Atacama, La Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI) manifestó duras críticas a la iniciativa minera, por cuanto se ubica en una zona tradicionalmente indígena, aspecto que no se consideró en la elaboración del estudio de impacto ambiental (EIA) del desarrollo aurífero.

En una misiva enviada a la autoridad ambiental a cargo del proceso, el subdirector nacional Norte de la entidad, Eleodoro Moscoso, acusó a Barrick de omitir la existencia de una comunidad indígena Colla en las inmediaciones de su proyecto, lo que ocurrió tanto en el estudio presentado como en las posteriores adendas.

“El titular se rehusa a reconocer la existencia en el área de influencia de esta comunidad, la de Río Jorquera y sus afluentes, con tierras indígenas protegidas por la ley y con tierras que ancestralmente esta comunidad ha utilizado como veranada para su ganadería, fuente principal de sustento y medio de vida de los comuneros y sus familias”, recusó el personero.

Moscoso agregó que Barrick no ha dado respuestas a las observaciones hechas por la CONADI en esta línea, tanto en la primera como en la segunda adenda.

Las dudas de la entidad se relacionan con dos instalaciones clave para Cerro Casale, como lo son el aeródromo proyectado para la operación y el tranque de relaves, que se ubica en el nacimiento del río Nevado, afluente del prácticamente desaparecido río Copiapó.

Es más. Según el directivo de la entidad de corporación, es imposible mantener ambas actividades en un mismo espacio físico, por lo cual nuevamente se expresa el total rechazo a la construcción de estas obras anexas a la mina, al menos en las zonas establecidas.

Otro punto importante es la aplicación del Convenio 169 de la OIT, que señala que debe consultarse a los pueblos interesados mediante procedimientos reglados cuando un proyecto afecte su entorno.

Esto, de acuerdo con la versión oficial de la CONADI de Atacama, ya se está produciendo, no sin roces, pero se avanza.

La comunidad Colla no está en contra de la construcción del proyecto, pero sí quiere mantener vírgenes estas zonas importantes por lo que se hace probable que Barrick deba buscar nuevas locaciones para las instalaciones mencionadas.

En ese marco, esta semana la empresa Barrick invitó a una exposición sobre el proyecto a representantes de la CONADI y del CEA, para explicarles las medidas de mitigación comprometidas y mostrar la viabilidad de Cerro Casale.

Uno de los participantes en esa reunión fue el encargado de Programas y Proyectos CONADI Atacama, René Barra, quien explicó a PULSO que la participación de la comunidad indígena en el marco del convenio 169 es esencial para el desarrollo del proyecto. “Hay dos procesos: consulta y participación. La participación es más bien informativa, pero en el proceso de consulta tiene que haber un acuerdo. Ahora se está en proceso de consulta, con algunas asperezas, pero están en eso”, manifestó el representante local.

Barra agregó que la CONADI no presta asesoría directa a la comunidad Colla, pero que esta ha contado con apoyo internacional y con asesoría de empresas importantes en este ámbito. Agregó que lo principal es cambiar la locación del aeródromo y el tranque de relaves.

Debes saber

¿Qué ha pasado? 
La minera canadiense Barrick está desarrollando el proyecto de oro Cerro Casale en la región de Atacama. La iniciativa se emplaza, según la CONADI, en una zona de actividad indígena, lo que está generando complicaciones.

¿Qué piden las comunidades? 
Según CONADI, la comunidad Colla aledaña a Cerro Casale no pide que el proyecto no se haga, pero sí que se respeten las zonas que ellos utilizan.

¿Qué instalaciones están en riesgo? 
Lo que más complica al desarrollo de Cerro Casale es la locación del aeródromo proyectado y del tranque de relaves, ambos en zonas donde los crianceros realizan las “veranadas”, en los que se lleva a los animales hacia zonas altas para que se alimenten y se hidraten.

Vía Pulso.

83 Visitas 1 Visitas hoy

No hay comentarios — Deja el tuyo Las opiniones también pertenecen a tu mundo


Artículos Relacionados