*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Aire Fresco
20 Mayo
Visionarios
20 Mayo

Ariztía contrata a IM Trust para buscar socio estratégico. Cierra negociación con bancos

Se decidió dividir la compañía en dos. Una nueva sociedad tendrá a cargo, exclusivamente, el negocio avícola, en donde ingresaría un eventual inversionista, y otra que asumirá todo el negocio inmobiliario de la familia liderada por Manuel Ariztía. L. MEDEL Y J. TRONCOSO

Por:

21 Junio, 2012

Suscríbete a este programa

De manera sigilosa, Empresas Ariztía -liderada por el empresario Manuel Ariztía- está trabajando en una profunda reestructuración, tras enfrentar años complejos producto de la crisis económica internacional de 2008.

La empresa avícola se sentó a negociar con sus bancos acreedores para extender los plazos de sus compromisos financieros, hecho que debiera ratificarse en los próximos días. De hecho, los cinco bancos acreedores ya habrían dado su venia para asegurar un crédito sindicado.

Pero los cambios en la compañía pueden llegar a ser aún más profundos.

La empresa contrató los servicios de IM Trust para buscar un socio estratégico que inyecte recursos frescos.

Fuentes que conocen del proceso -que partió hace unos 30 días, y que piden mantener su nombre en reserva- afirman que actualmente se está preparando el prospecto para buscar a potenciales inversionistas. Y ya hay plazos: en octubre partirían las visitas a los potenciales socios estratégicos y en noviembre debería estar una lista corta con los candidatos con mayor potencial para ingresar a la propiedad de la empresa.

“No está claro que la familia Ariztía esté dispuesta a ceder el control, pero ya está el mandato para buscar un socio”, explica una fuente vinculada a la empresa avícola.

La misma fuente afirma que actualmente no hay ningún tipo de riesgo para el futuro de la empresa. Es más, afirma que la negociación con los bancos permite mantener sus operaciones con normalidad. “La empresa está hoy bien parada, pero necesita un socio para afrontar su plan de crecimiento”, explica otro conocedor de las negociaciones.

En este proceso, y con la asesoría de IM Trust, se decidió dividir la compañía en dos. Una nueva sociedad tendrá a cargo, exclusivamente, el negocio avícola, en donde ingresaría un eventual inversionista, y otra que asumirá todo el negocio inmobiliario de la familia liderada por Manuel Ariztía.

“El grupo ha invertido mucho en terrenos que no producen flujos, por lo que tiene un patrimonio inmobiliario muy grande que está subutilizado. Además, muchos de los terrenos son activos de largo plazo que están financiados con pasivos de corto plazo, lo que ha llevado a llenarse de deudas a la empresa”, dice un conocedor de los cambios que está implementando Ariztía.

La misma fuente consultada reconoce que ya hay interesados por ingresar a la propiedad de la avícola, pero que la operación no va a ser lo positivo que podrían esperar los dueños de Ariztía producto del caso de colusión que enfrenta (ver recuadro).

“El comprador natural sería Agrosuper, pero difícilmente la autoridad antimonopolio daría la autorización”, dice una fuente al tanto, la cual agrega que hay productores de Brasil, Perú, Colombia y Estados Unidos que ya han manifestado interés por llegar a Chile.

CAMBIOS 
La empresa ha debido lidiar con años complejos. De hecho, en 2008 y 2009 cerró con números rojos producto de la crisis internacional. Los costos de las materias primas se fueron a las nubes (principalmente el alimento para la crianza de pollos y pavos, que subió más de un 50%), lo que se profundizó con la caída de los precios internacionales de los productos que exportaban principalmente a  México, Europa, China y EE.UU. En ese tiempo, quebró el mayor productor de pollos del mundo, Pilgrims Pride.

Empresas Ariztía es un conglomerado diversificado. Sin embargo, su fuerte es el negocio avícola, que reporta ventas de alrededor de US$500 millones cada año. Es el segundo productor de pollos y pavos dentro del mercado chileno, con el 33% de la producción.

El holding comercializó en 2010 unas 9.670 toneladas mensuales. Posee dos plantas faenadoras: una en la zona centro y la otra en el norte del país.

Compañía niega denuncia por colusión en la industria

Las empresas Ariztía, Agrosuper y Agrícola Don Pollo rechazaron la denuncia de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) en cuanto a que se habrían coludido por casi una década para asignar cuotas de mercado y limitar la producción.

Las denunciadas aseguran que nunca han seguido las recomendaciones de producción de la Asociación de Productores Avícolas (APA), como lo afirma FNE cuando denunció, a fines del año pasado, a las compañías y el gremio que las agrupa ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia.

“Ariztía no ha celebrado acuerdos, realizado conductas unilaterales ni adoptado decisiones conjuntas con los demás requeridas tendientes a restringir la competencia…tampoco se ha concertado con Agrosuper o Don Pollo para limitar la producción destinada al mercado interno y repartirse cuotas de mercado local”, ha señalado Ariztía. “El requerimiento es profundamente injusto y ofensivo contra una empresa que durante 75 años ha contribuido con esfuerzo, honradez y trabajo al desarrollo y perfeccionamiento de la industria avícola”, agregó.

Debes saber

¿Qué ha pasado? 
Producto de la crisis internacional de 2008, Empresas Ariztía ha debido afrontar complejos ejercicios, en muchos de los cuales ha registrado pérdidas.

¿Por qué ha pasado? 
El alza en los insumos y el tipo de cambio han afectado los resultados de la compañía, que tiene muchos activos inmobiliarios subutilizados.

¿Qué consecuencias tiene? 
La familia Ariztía decidió buscar un socio estratégico para su área avícola. En paralelo, estudia vender algunos activos inmobiliarios.

Vía Pulso.

Comentarios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST