*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Notables
23 Mayo

81% de las llamadas en Chile se efectúan desde un celular. ¿El fijo está en retirada?

Ante el mayor costo, las llamadas desde un aparato fijo a uno móvil han bajado a la mitad en los últimos 10 años. Como contrapartida, los minutos cursados desde un celular han aumentado 547% en una década. JOSÉ TRONCOSO

Por:

17 Julio, 2012

Suscríbete a este programa

Los chilenos optaron. Por cada teléfono fijo en el país hay casi siete aparatos celulares, los que a marzo de este año ya suman 22.695.716, según cifras de la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel). Los tradicionales aparatos no superan los 3,3 millones a nivel nacional.

Con estas cifras en la mano no es de extrañar que el 81% de las llamadas en Chile se efectúan desde un celular.

Según los últimas números entregados por la autoridad, por cada minuto de tráfico de comunicación que se origina en un fijo, se hablan 4,16 minutos desde un aparato celular. Claramente, la telefonía fija va en retirada.

Para tener una idea: durante marzo recién pasado se concretaron 68,4 millones de minutos de comunicaciones desde teléfonos fijos a móviles. En igual mes, pero del año 2002, se contabilizaron casi 146 millones de minutos. Esto representa una caída de 53%.

Suma y sigue. Las comunicaciones entre aparatos fijos también han bajado, pasando desde los 1.143 millones de minutos en marzo de 2002 a 580 millones en igual mes de este año.

Como contrapartida, las llamadas desde aparatos móviles crecen mes a mes. Hace 10 años se hablaban 373 millones de minutos cada 30 días (tanto a teléfonos fijos como a otros móviles); en marzo pasado se contabilizaron más de 2.413 millones de minutos, un alza de 547%.

Los expertos explican que esta alza se debe, principalmente, al menor costo que significa una llamada desde este tipo de aparatos. Esto se profundiza ante la apuesta de las compañías del sector de ofrecer planes en los que, incluso, no se cobran los minutos entre teléfonos móviles de una misma compañía.

¿MÁS COMPETENCIA? 
La industria de la telefonía fija no ha querido dar la pelea fácil. Las apuestas para no perder más mercado vienen por el lado de los paquetes de minutos a un precio fijo. De hecho, hoy sólo el 4% de las líneas fijas están bajo tarifas reguladas y el 96% funcionan con diversos planes.

Para generar mayor competencia entre las distintas redes de telecomunicaciones, uno de los objetivos que se ha planteado el Gobierno es tender a igualar las tarifas que se cobran cuando se llama desde un teléfono fijo y uno móvil, lo que se podría materializar no antes de 2014.

Los cargos de acceso -que representan más del 90% del costo de la llamada- de la telefonía fija son de unos $10 el minuto, versus los cerca de $60 de un llamado a móvil (con origen en un teléfono fijo). Por eso, cada vez se utiliza menos el teléfono fijo.

La autoridad lanzó una primera medida para terminar con la asimetría entre los mercados: dar fin a la larga distancia nacional, con lo cual las llamadas desde un teléfono fijo tienen el mismo valor independiente a qué localidad se llame, como un celular.

Debes saber

¿Qué ha pasado? 
Ante su mayor costo, los chilenos han dejado de usar el teléfono fijo, optando cada vez más por el celular.

¿Por qué ha pasado? 
El cargo que se tiene que pagar por terminar una llamada desde un teléfono fijo a uno móvil es muy altos en comparación con el valor que se debe desembolsar para concluir una llamada entre aparatosmóviles, independiente de la compañía.

¿Qué consecuencias tiene? 
Una menor competencia entre las distintas redes, situación que el gobierno busca terminar.

Vía Pulso.

Comentarios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST