EN VIVO

/

Duna

/

Sonidos de tu Mundo

DUNA TV
PODCAST
Aire Fresco
19 Julio

Robin Williams y los efectos de informar mal sobre el suicidio

Según la OMS, informar de mala manera sobre el suicidio puede incluso provocar contagio e incitar a otras personas a matarse.

Por:

12 Agosto, 2014

Ayer el mundo entero se enteró de la muerte del actor y comediante estadounidense Robin Williams, a los 63 años de edad.

A minutos de publicada la triste noticia, todos los portales de internet, canales de televisión y periódicos lo detallaban en sus primeras líneas: el actor se suicidó.

¿Por qué un hombre reconocido mundialmente como símbolo de la alegría decide matarse? Esta, posiblemente, es una de las primera preguntas que se hizo gran parte de los que quedaron sorprendidos con la noticia.

Normalmente no asociamos suicidio a felicidad, sino que a tristeza. Lo que nos lleva a pensar que entonces cualquier persona, incluso la más feliz del mundo, puede llegar a suicidarse.

Las últimas informaciones señalan que Robin Williams se ahorcó al interior de su casa. Que nadie se lo esperaba a pesar de que padecía de un cuadro depresivo y que tenía problemas con el consumo de alcohol.

Es aquí mismo, donde la Organización Mundial de la Salud (OMS) llama a tener cuidado. Según el organismo internacional, la manera de informar sobre el suicidio puede incluso provocar contagio. Es decir, malinformar sobre el tema, puede incitar a que otras personas decidan matarse.

El suicidio es un problema grave de Salud Pública por lo que requiere de nuestra atención, señala la OMS.

Investigaciones recientes indican que la prevención del suicidio, si bien es posible, comprende una serie de actividades que van desde la provisión de las mejores condiciones posibles para la educación de jóvenes y niños y el tratamiento eficaz de trastornos mentales, hasta el control medioambiental de los factores de riesgo. La difusión apropiada de información y una campaña de sensibilización del problema son elementos esenciales para el éxito de los programas de prevención“, dice el programa SUPRE (SUICIDE PREVENTION – PREVENCIÓN DEL SUICIDIO), lanzado en 1999 para que desde comunicadores a profesionales de la salud, lo tengan en cuenta antes de informar. 

¿CÓMO INFORMAR SOBRE EL SUICIDIO EN GENERAL? (extracto)
• Las estadísticas deberán interpretarse cuidadosa y correctamente.
• Deberán usarse fuentes auténticas y confiables.
• Los comentarios espontáneos deberán manejarse con cuidado en vista de las presiones por tiempo.
• Las generalizaciones basadas en cifras pequeñas requieren particular atención y las expresiones tales como “epidemia de suicidios” y “el lugar con mayor tasa de suicidios en el mundo” deberán evitarse.
• Se debe oponer resistencia a informar el comportamiento suicida como una respuesta entendible a los cambios o la degradación social o cultural.

Revisa el artículo completo de la OMS aquí.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST