EN VIVO

/

Duna

/

Sonidos de tu Mundo

DUNA TV
PODCAST
Aire Fresco
12 Julio

Ahora sabemos por qué nadie frena los impulsivos tuiteos de Donald Trump

Daniel Scavino, ex caddie del presidente norteamericano, con cero experiencia en comunicaciones es el community manager de la Casa Blanca.

Por:

27 Junio, 2017

A los 16 años Daniel Scavino asistió a Donald Trump como caddie en el “Trump National Golf Club Westchester”.  Años después el actual presidente lo ascendió a la dirección del establecimiento, y en 2015 lo incorporó a su equipo de campaña.

“Nunca olvidaré el día que su limusina estacionó en el club por primera vez. Me quedé petrificado. Recuerdo su primera propina. Me dio dos billetes de 100 dólares. Todavía los conservo”, dijo Scavino sobre su primer encuentro con el magnate.

Con 41 años y cero experiencia en manejo de RRSS, hoy es el director de redes sociales y comunicación digital de la Casa Blanca.

Lejos de contener o amenizar el tono agresivo de Donald Trump, Scavino lo comparte. En su propia cuenta se pueden ver publicados mensajes con insultos, acusaciones a medios de comunicación de propagar noticias falsas y provocaciones de todo tipo. Muy al estilo del mandatario.

“Que divertido (emoticón) recibir tus tuits de odio. Me acuerdo cuando te veía en ESPN cuando era niño. Es fácil ver por qué ahora haces shows en tu sótano”, publicó el encargado de redes sociales en respuesta al comentarista deportivo Keith Olbermann.

Recientemente, Scavino se unió a las críticas de Trump al alcalde de Londres por su gestión en los atentados terroristas. En su cuenta de Twitter le dijo “DESPIÉRTATE”, en referencia al peligro yihadista que enfrenta la ciudad.

Su falta de experiencia en comunicación le ha jugado más de una mala pasada. Hace unos días le llamaron la atención por comentar en Twitter sobre la destitución de un congresista republicano que se opuso inicialmente a la reforma sanitaria de Trump. Según las autoridades, el mensaje violó la normativa que prohíbe a empleados del Ejecutivo interferir o comentar sobre actividades políticas.

Mientras Trump tiene a media Casa Blanca y Washington con los pelos erizados por sus impulsivos tuits (contra Alemania, la prensa, los jueces, el fiscal general adjunto, el ex director del FBI o los demócratas) Scavino es el hombre que los redacta mientras el presidente los dicta.

Pese a las críticas sobre estos mensajes, Scavino seguirá siendo uno de los fieles a Trump, al que le debe su impensable ascenso a la política.

“Mmmm (emoticón) alguien intentó filtrar al New York Post que la Casa Blanca está buscando a alguien para reemplazarme (emoticón). Querido  filtrador: Fallaste. X. Falso”, anunció el director de redes sociales del Salón Oval.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST