*
EN VIVO

/

/

DUNA TV

Arrepentido de cambio de sexo rechaza que Ley de Identidad de Género se aplique a jóvenes entre 14 y 18 años

El estadounidense Walt Heyer se operó y cambió su nombre a uno de mujer a los 41 años. Pero se arrepintió y en menos de una década volvió a ser hombre. Ayer participó de la comisión mixta para entregar su testimonio, en el marco de la discusión del proyecto.

Por:

10 Abril, 2018

Suscríbete a este programa

Hasta el momento, la vida de Walt Heyer ha tenido dos vuelcos radicales.  Nació como hombre y vivió así hasta los 41 años. Ya en pareja y con hijos, decidió operarse para cambiar su sexo a nivel biológico y registral. Así, pasó a llamarse Laura Jensen.

Sin embargo, aunque pareciera, el plot twist de su historia no fue ese, sino lo que sucedió ocho años después, cuando se sometió a un tratamiento para volver a ser hombre. 

Debido a su inusual experiencia, este estadounidense se dedica a orientar a transexuales que pasan por situaciones similares a la de él, y por esto mismo fue invitado a la comisión mixta por las fundaciones Comunidad y Justicia (organización que trabaja en coordinación con los senadores Jacqueline Van Rysselberghe y Manuel José Osandón) e Idea País, para que aportara en la discusión del proyecto de Ley de Identidad de Género.

En la cita, que se desarrolló ayer, consultado por si los adolescentes entre 14 y 18 años deberían poder cambiar de sexo registral, dijo que “son demasiado jóvenes, el cerebro no está completamente desarrollado hasta los 24 años, por lo que darles la oportunidad a los 14 años, cuando no están completamente conscientes de las consecuencias, puede ser muy devastador“.

“Es un problema muy complejo, no se resuelve cambiando de género. Debemos detectar porqué una persona quiere un cambio de género, muchas veces sufren problemas psicológicos, emocionales o familiares, antes de asistir a alguien en el cambio de género. Tenemos 50 años de historia que muestran que incluso después de cambiarse de género las personas siguen cometiendo suicidios“, aseguró según publica la edición de este martes de El Mercurio.

La posición de Heyer, sin embargo, muestra algunos rasgos que se flexibilizan y hasta se contradicen, ya que en la misma entrevista señala que “si hay una ley para menores de edad, debe incluir una manera para que puedan desistir o hacer la transición de vuelta a su género. Muchos de los niños que hoy se están cambiando de género, muy pronto después de hacerlo quieren cambiar de vuelta”, algo que estaría considerado dentro del proyecto que maneja el ejecutivo.

Comentarios