*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Sintonía Crónica
17 Septiembre
Terapia Chilensis
17 Septiembre
Nada Personal
17 Septiembre
Aire Fresco
17 Septiembre

La crisis de la democracia liberal y el “hackeo” cerebral según Yuval Harari

El escritor israelí y autor de obras como “Sapiens” escribió una columna en “El País” sobre la crisis de la libertad humana.

Por:

7 Enero, 2019

Suscríbete a este programa

En su columna en el diario El País el escritor y columnista Yuval Noah Harari, aseguró que el liberalismo ha logrado sobrevivir durante siglos, sin embargo “a tenido escasa experiencia, hasta ahora, con tecnologías capaces de corroer la libertad humana desde dentro”. 

El escritor explicó que si bien el homo sapiens tiene “libre albedrío” a la hora de tomar decisiones, lo cierto es que este término no es una verdad científica sino un mito que el liberalismo heredó de la teología cristiana.

Harari sostuvo que si bien el ser humano puede tomar decisiones no es libre, debido a que no es capaz de decidir sus deseos, como: ser extrovertido o introvertido o ser gay o heterosexual.

“Puedo decidir qué comer, con quién casarme y a quién votar, pero esas decisiones dependen de mis genes, mi bioquímica, mi sexo, mi origen familiar, mi cultura nacional, etcétera; todos ellos, elementos que yo no he elegido”, aseguró el escritor .

Si bien en siglos anteriores la idea del liberalismo infundió valor para luchar contra entes de represión como la KGB y el Ku Klux Klan, era un mito que no tenía muchos costos, debido a que en 1776 y en 1939  la gente no entendía demasiado sobre  la bioquímica, ni la neurología. Sin embargo, “tener fe en el libre albedrío es peligroso. Si los Gobiernos y las empresas logran hackear o piratear el sistema operativo humano, las personas más fáciles de manipular serán aquellas que creen en el libre albedrío”, sostiene Harari. 

El escritor afirmó que para “hackear” los cerebros de las personas son necesarias tres cosas claves: sólidos conocimientos de biología, muchos datos y una gran capacidad informática. 

“Es posible que tanto las empresas como los Gobiernos cuenten pronto con todo ello y, cuando logren piratearnos, no solo podrán predecir nuestras decisiones, sino también manipular nuestros sentimientos”, afirmó.

Comentarios