*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Sintonía Crónica
17 Septiembre
Terapia Chilensis
17 Septiembre
Nada Personal
17 Septiembre
Aire Fresco
17 Septiembre

Los peligros y los efectos ya visibles de la congestión en el Everest

El alto número de personas que quiere acceder a la cumbre más alta del mundo acrecienta el riesgo de accidentes y aumenta la cantidad de basura que se acumula por años en la nieve.

Por:

27 Mayo, 2019

Suscríbete a este programa

Con una altitud de 8848 metros sobre el nivel del mar, el Everest es la montaña más alta del mundo, y su cima ha sido históricamente un sueño para deportistas extremos alrededor del planeta. Sin embargo, con el tiempo la popularidad de este destino se tradujo en una sobrepoblación de visitantes con intenciones de subir a la cumbre, lo que está acrecentando los peligros en el trayecto. 

La semana pasada se hizo viral una fotografía tomada por el montañista Nirmal Purja, donde se vio que, lejos del ideal de un paisaje nevado y tranquilo, la zona estaba rebalsada de personas. La imagen ha causado gran revuelo, al mismo tiempo que aparece la información de que 10 escaladores han muerto en los últimos días. 

En la foto se pueden ver las difíciles condiciones que enfrentan los deportistas que tratan de llegar a la cumbre. Según Mingma Sherpa, presidenta de la agencia Seven Summits Treks, esta es una situación bastante frecuente en temporada de escalada.

“Si hay una semana (de clima seguro), entonces la cumbre no estará llena. Pero a veces, cuando hay un tiempo de espera de dos o tres días, se llena mucho, ya que todos los escaladores intentan llegar a la cumbre al mismo tiempo”, dijo a la BBC.

El escalador alemán Ralf Dujmovits comentó que estos atascos son peligrosos, porque las personas “corren el riesgo de quedarse sin oxígeno y es posible que no tengan suficiente oxígeno en su camino hacia abajo”. “Cuando tienes vientos de más de 15 km/hora, no puedes sobrevivir sin oxígeno… estás perdiendo mucho calor corporal”, describió. También advirtió que los tanques de oxígeno que se ponen a disposición de escaladores designados a veces son robados.

Por otro lado, Norbu Sherpa, quien ha alcanzado la cima siete veces, relató que cuando hay mucha gente se puede ver hasta dos filas de personas: una que sube y una que baja. Y que todos van tomados de una sola cuerda. Esto genera un peligro especialmente en la bajada, cuando algunos escaladores “pierden su motivación y energía”.

Estos escaladores serían los menos experimentados. Tal como afirmó Andrea Ursina Zimmerman, una guía de expedición que alcanzó la cumbre en 2016, muchos “embotellamientos” son causados por escaladores desprevenidos que “no tienen las condiciones físicas” para el viaje, lo que pone en riesgo su vida y también la de los Sherpas que los guían.

Además del problema del riesgo para los deportistas, asoma una problemática ambiental debido a la alta afluencia de visitantes.

Un equipo formado por una docena de experimentados escaladores sherpas este lunes completó una limpieza profunda del Everest, en un operativo promovido por el Gobierno de Nepal y que se inició a mediados de abril. La campaña, que implicó una inversión de más de 200.000 dólares, recuperó cerca de 11 toneladas de desperdicios y cuatro cadáveres sepultados en la nieve.

Comentarios