*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Nada Personal
12 Agosto
Aire Fresco
12 Agosto
Santiago Adicto
12 Agosto

Las curiosas reacciones de animales a los eclipses solares totales

Científicos y cazadores de eclipses han dado cuenta durante siglos sobre el extraño comportamiento de animales salvajes durante estos fenómenos astronómicos.

Por:

2 Julio, 2019

Suscríbete a este programa

De acuerdo al testimonio de científicos y cazadores de eclipses, los humanos no son los únicos animales que modifican sus conductas frente a un eclipse solar total. Durante siglos, la gente que ha presenciado estos fenómenos también ha notado los cambios en la conducta de algunos animales salvajes. 

Una de las primeras historias es la de Ristoro d’Arezzo, un monje italiano que describió lo que había ocurrido durante un eclipse total el 3 de junio de 1239. “Todos los animales y pájaros estaban aterrorizados; y las bestias salvajes podían atraparse fácilmente”, escribió.

Otro testimonio vino desde el astrónomo Cristoph Clavius, quien contó su experiencia durante un eclipse visto en Portugal el 21 de agosto de 1560. “Las estrellas aparecieron en el cielo y los pájaros cayeron del cielo hacia el suelo aterrorizados por una oscuridad tan espantosa”, relató.

Aunque resulta muy complejo comprobar los sorprendentes avistamientos, los astrónomos modernos también dan cuenta de este tipo de comportamientos. “Las vacas lecheras regresan a los establos, los grillos empiezan a cantar, las aves o bien se posan o bien se vuelven más activas y las ballenas saltan en el mar”, describen desde National Geographic.

Dave Balch, cazador de eclipses y escritor, estuvo en Kona, Hawái, durante el eclipse total de 1991 y se dio cuenta de la actividad nerviosa de las aves en torno a un muelle durante las fases parciales antes y después de la totalidad. “¡Apenas podíamos escucharnos los unos a los otros! Luego llegó a totalidad: ni un solo ruido. Reinaba un silencio de ultratumba. La diferencia entre los niveles de ruido antes de y durante la totalidad era increíble”.

Tora Greve, otra cazadora de eclipses, durante una expedición en Zambia en 2001 se dio cuenta de que, a medida que desaparecía el Sol, las ranas empezaron a hacer ruido y las aves rapaces dejaron de volar en círculo, probablemente debido al cambio en la temperatura del aire.

Según le contó a NatGeo, “las jirafas empezaron a correr durante toda la fase de totalidad. Cuando volvió el sol, pararon y empezaron a comer hojas de los árboles de nuevo”.

Cabe destacar que es muy difícil obtener datos sobre el comportamiento de los animales durante los eclipses solares totales. Por eso se creó el proyecto “Life Responds”, que funciona mediante una aplicación para teléfonos móviles llamada iNaturalist, y ya permitió recopilar datos de las millones de personas que presenciaron el eclipse solar del 21 de agosto de 2017.

 

Comentarios