*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Sintonía Crónica
17 Septiembre
Terapia Chilensis
17 Septiembre
Nada Personal
17 Septiembre
Aire Fresco
17 Septiembre

“Así se torturó en Chile”, un libro que describe “desquiciadas” violaciones a mujeres en la dictadura

Quemaduras con cigarrillos, violaciones con perros entrenados, ratas en la vagina, entre otras torturas sexuales se registran en el libro del periodista Daniel Hopenhayn.

Por:

11 Septiembre, 2019

Suscríbete a este programa

Este 11 de septiembre se conmemoran 46 años desde que se concretó el golpe de Estado que derrocó al presidente Salvador Allende y dio paso a la dictadura de Augusto Pinochet en Chile. Y, como ya es sabido, tras ese episodio en el país se vivió un periodo de 17 años donde se encarceló, torturó y asesinó a personas que se oponían al régimen.

Del total de las víctimas que declararon en la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura entre 2003 y 2004, un 12,5% eran mujeres (3.399). La mayoría fueron abusadas y al menos 316 fueron violadas, entre ellas 11 estaban embarazadas. Parte de esta historia es la que recoge el libro “Así se torturó en Chile (1973-1990)”, editado por el periodista Daniel Hopenhayn, quien busca presentar en un formato más accesible los datos recabados en el informe Valech. 

En un artículo de la periodista Rocío Montes para El País, el autor explica que el informe escrito por el obispo Sergio Valech “es un documento histórico extraordinario que, además, está muy bien escrito. Pero su propia exhaustividad ha limitado su universo de lectores, relegándolo a un estatus de mamotreto institucional”. “Era un buen momento para difundir en un formato más accesible los pasajes que más importa proteger no solo del olvido, sino incluso de las inercias de una memoria oficial“, añade.

“La violencia sexual sobre las mujeres fue furiosa, desquiciada. Hay escenas simplemente inexplicables, que desbordan nuestra imaginación sobre la condición humana”,  indica Hopenhayn.

Y se refiere a testimonios como el de una mujer que fue detenida en 1974 en Santiago y estuvo dos años en prisión sin ningún proceso:

“Por violación de los torturadores quedé embarazada y aborté en la cárcel. Sufrí shocks eléctricos, colgamientos, pau de arara [colgamiento de pies y manos], submarinos, simulacro de fusilamiento, quemaduras con cigarros. Me obligaron a tomar drogas, sufrí violación y acoso sexual con perros, la introducción de ratas vivas por la vagina y todo el cuerpo. Me obligaron a tener relaciones sexuales con mi padre y hermano que estaban detenidos. También a ver y escuchar las torturas de mi hermano y padre. Me hicieron el teléfono, me pusieron en la parrilla, me hicieron cortes con yatagán en mi estómago. Tenía 25 años”. 

O el de otra mujer que fue detenida cuando tenía 16 años:

“Fui violada, me ponían corriente, me quemaron con cigarrillos, me hacían chupones, me pusieron ratas (…) Me amarraron a una camilla donde unos perros amaestrados me violaron”. 

 

Comentarios