*
EN VIVO

/

/

DUNA TV

Se descubre una forma para prevenir el cáncer con años de anticipación

“Este tipo de estudios nos ayudan a entender los procesos de formación del cáncer”, aseguró Josep Tabernero, director del Instituto de Oncología Vall d’Hebron.

Por:

10 Febrero, 2020

Suscríbete a este programa

Hace un par de días se publicaron los resultados del proyecto Pan-Cáncer, este pretende reunir y analizar cuatro mil genomas de pacientes de todo el mundo, con diferentes tipos de tumor. El objetivo de esto es identificar y comprender las causas de los procesos tumorales.

Para esto, se llevó a cabo un análisis en 2.600 pacientes que sufrían 38 tipos de tumores diferentes que demuestran las primeras mutaciones causales que aparecen años o décadas antes de que se diagnostique una enfermedad.

Estos resultados muestran de una forma más detallada de cómo y por qué surge cada tipo de tumor en un nivel molecular y muestra el camino a nuevos tratamientos y métodos de diagnóstico prematuro.

“Este tipo de estudios nos ayudan a entender los procesos de formación del cáncer”, señala Josep Tabernero, director del Instituto de Oncología Vall d’Hebron.

“En un cáncer de pulmón pueden aparecer mutaciones en una célula bronquial mucho antes de que se manifieste, cuando empiezas a fumar en la juventud, por ejemplo, y entender cómo se van produciendo estas alteraciones evolutivamente nos puede ayudar a diseñar formas de tratar los tumores o de prevenirlos”, añadió. Esta enfermedad necesita cinco mutaciones causales para aparecer, no obstante esto depende del tipo de tumor.

Se estima que una persona tiene 30 billones de células y cada vez que una se divide para generar otra, debe copiarse el genoma completo, compuesto por 3.000 millones de letras. Durante este proceso pueden ocurrir errores causales –mutaciones-. Un ser humano puede acumular millones de estas sin ningún daño, sin embargo, una fracción mínima podría causar el cáncer. Identificarlas es fundamental para comprender mejor la enfermedad y crear nuevos tratamientos contra esta.

Para llegar a estos resultados finales, más de 1,300 científicos de 37 países y con el uso de 13 súper computadores, leyeron un total de un billón de letras de ADN, esto tomó unos 10 millones de horas en los centros de análisis.

La conclusión a la se llego fue que el genoma del cáncer es finito y se puede llegar a conocer. Esto quiere decir que por primera vez en la historia se han podido identificar estos cambios genéticos que producen un tumor.

“Lo más sorprendente es lo diferente que es el genoma del cáncer de una persona y el de otra”, aseguró Peter Campbell, miembro del comité directivo del proyecto. “Hay miles de combinaciones de mutaciones diferentes que producen la enfermedad, más de 80 procesos que causan esas mutaciones; algunos se deben a causas hereditarias, otros al estilo de vida y otras vienen por simple desgaste”, resaltó.

Los resultados que arrojó la investigación no va a mejorar el tratamiento del cáncer a un corto plazo, sin embargo, este descubrimiento aporta para que los pacientes enfermos puedan  recibir tratamientos en función de su perfil genético.

Comentarios