*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Nada Personal
27 Marzo
Aire Fresco
27 Marzo

Reino Unido cerrará fronteras a personas que no tengan alto nivel de inglés y a trabajadores no calificados

El proyecto de ley impulsado por el gobierno del primer ministro británico, Boris Johnson, ha sido criticado por los sindicatos de trabajadores que advierten traerá “consecuencias desastrosas” por pérdidas de trabajo y cierre de industrias.

Por:

19 Febrero, 2020

Suscríbete a este programa

A partir del 1 de enero de 2012, cuando finalice el período de transición post Brexit, Reino Unido cerrará sus fronteras a los trabajadores no calificados, es decir, a la mano de obra migrante barata, como parte de la mayor reforma del sistema migratorio británico de las últimas cinco décadas.

Solo podrán radicarse en Inglaterra aquellos que cuenten con un contrato de trabajo, ganen al menos 30.000 euros al año y demuestren tener un alto nivel de inglés. Asimismo, quienes deseen optar por una visa permanente o de trabajo, deberán pagar una cuota de alrededor de 500 euros anuales para poder ser atendido en el Sistema Nacional de Salud (lo que equivale a tener un seguro privado) y no podrán percibir prestaciones sociales hasta que no lleven residiendo en el país al menos cinco años. Los turistas podrán permanecer en el Reino Unido hasta seis meses sin necesidad de un visado, pero no tendrán permiso para poder trabajar.

Boris Johnson, el primer ministro de Reino Unido, pretende así dar fin a la libertad de movimiento y tomar el “control total” de las fronteras británicas, acorde al lema con el que logró la victoria del Brexit en el referéndum del 2016.

Las críticas al drástico plan de cierre de fronteras

El nuevo plan de inmigración impulsado por las autoridades británicas, ha sido ampliamente criticado por el empresariado y los sindicatos, que advierten posibles consecuencias “desastrosas” como la pérdidas de empleos y cierres de fábricas.

Los demócratas liberales también condenaron el proyecto de ley del gobierno, mientras que Unison, el sindicato más grande del Reino Unido, dijo que “representan un desastre absoluto para el sector de la atención”. Los líderes de la industria advirtieron que los cambios tendrían un gran impacto en las fábricas de procesamiento de alimentos, que dependen en gran medida de los trabajadores “no calificados” para mantener los estantes de los supermercados abastecidos.

Tom Hadley, director de políticas de la Confederación de Reclutamiento y Empleo, dijo:

“Los empleos que el gobierno considera ‘poco calificados’ son vitales para el bienestar y el crecimiento empresarial. El anuncio amenaza con excluir a las personas que necesitamos para proporcionar servicios en los que el público confía. Necesitamos trabajadores que puedan ayudarnos a cuidar a los ancianos, construir viviendas y mantener la economía sólida”.

¿Qué se necesita para sacar adelante el nuevo proyecto de ley migratorio?

Con una mayoría de 80 votos, el gobierno podrá cumplir con su nueva política, que se espera que sea aprobado por el parlamento en los próximos meses.

“Las empresas del Reino Unido deberán adaptarse y ajustarse al final de la libre circulación”, dijo el gobierno en el documento informativo sobre la reforma migratoria. También agregaron que los empleadores tendrán que trabajar más para reclutar y retener al personal británico.

“Es importante que los empleadores se alejen de la dependencia del sistema de inmigración del Reino Unido y que sean una alternativa a la inversión en retención de personal, productividad y una inversión más amplia en tecnología y automatización”, agregó el documento informativo.

Comentarios