*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Aire Fresco
28 Junio
Café Duna
28 Junio

Tras la decisión de Alto Maipo: ¿Cómo funciona el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de EE.UU.?

Alto- Maipo

Según un comunicado de AES Andes (antes AES Gener), la compañía matriz, Alto Maipo se presenta ante la potencia mundial con un preacuerdo de reestructuración alcanzado con sus acreedores.

Por:

17 Noviembre, 2021

Suscríbete a este programa

Este miércoles, Alto Maipo SpA, la empresa que desarrolla el resistido proyecto hidroeléctrico en el Cajón del Maipo, dio a conocer que solicitó acogerse al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos.

Según un comunicado de AES Andes (antes AES Gener), la compañía matriz, Alto Maipo se presenta ante la potencia mundial con un preacuerdo de reestructuración alcanzado con sus acreedores.

Tras esto, iniciarán un proceso de reorganización financiera que “busca crear una estructura de capital sostenible en el largo plazo, maximizando la recuperación para todos sus acreedores”.

El comunicado sostiene que registrará durante el cuarto trimestre de este año una pérdida neta que llegará aproximadamente a los 1.100 millones de dólares (casi $900 mil millones chilenos).

“Respecto a la generación de caja, AES Andes no tiene contemplado recibir dividendos materiales de Alto Maipo. Asimismo, la deuda financiera de Alto Maipo no tiene recurso contra AES Andes”, agregó la empresa matriz.

Además de Alto Maipo, las otras empresas que se han acogido a este capítulo son: Latam, Enjoy y Gildemeister

¿Cómo funciona la el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de EE.UU.?

El Capítulo 11 de la Ley de Quiebras en Estados Unidos es uno de los apartados más comunes a los que se adscriben las empresas o individuos cuando no están en condiciones para pagar a sus acreedores pero buscan reorganizarse y continuar con sus operaciones.

La medida permite que los  las sociedades sigan operando bajo una pausa de su pago de deuda mientras se reestructuran; y al término de este proceso los acreedores sean pagados de acuerdo con los lineamientos acordados. A diferencia de otros recursos, esta medida es precautoria y no significa que los sujetos que inician este proceso están en quiebra total.

¿Quiénes pueden protegerse bajo el Capítulo 11?

La legislación estadounidense establece que cualquier empresa o individuo que cuente con domicilio, lugar de negocios o simplemente cuenta con activos en los Estados Unidos puede solicitar la supervisión de la corte para reestructura de sus finanzas y operaciones bajo las normas del Capítulo 11.

Además, sostiene que no importa la cantidad de activos que la empresa extranjera tenga en Estados Unidos, no hay un mínimo ni máximo para ser elegible a la protección del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras.

¿Cómo es el procedimiento?

La solicitud puede ser presentada de manera voluntaria por las empresas o individuos que buscan ampararse bajo el Capítulo 11 o bien, por alguno de los acreedores.

Tras ser presentada, el solicitante se convierte en “deudor en posesión”, que implica que mantiene la propiedad y continúa con las operaciones.

Para que la petición proceda deben estar de acuerdo los acreedores con el plan de reestructuración de deuda y reorganización; además, el juez asignado debe aprobar que el proyecto se encuentra en condiciones de viabilidad, justicia, buena fe, factibilidad y equidad para los intereses de los acreedores.

Después del proceso de convencimiento a acreedores, la votación y el conteo, el tribunal celebra una audiencia de confirmación para determinar si el plan es aprobado o no.

De pasar, las deudas existentes se descargan, y el declarante será el responsable de pagar a los acreedores según lo detallado en el plan de reorganización.

El Capítulo 11 puede tardar entre unos meses y hasta algunos años en completarse, dependiendo de las circunstancias. 

Algunos datos

Estudios realizados en Estados Unidos sugieren que sólo entre el 10 y 15% de los casos aceptados bajo Capítulo 11 finalizan en reorganizaciones exitosas, esto referenciado del total de casos ingresados a la corte, no teniendo una estadística particular sobre la estadística de reorganización exitosa en compañías extranjeras.

Gran parte de los procedimientos que inician bajo la protección del Capítulo 11 con fines de reorganización terminan concluyendo en el apartado contenido en el Capítulo 7 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, que implica el cese definitivo de operaciones.

 

 

Comentarios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST