*
EN VIVO

/

/

DUNA TV
PODCAST
Aire Fresco
20 Mayo
Visionarios
20 Mayo

Estudio encontró por primera vez la presencia de microplásticos en el torrente sanguíneo humano

torrente sanguíneo

Las responsables de este trabajo son las investigadoras Heather Leslie y Marja Lamoree, de la Universidad Libre de Ámsterdam (Vrije Universiteit).

Por:

25 Marzo, 2022

Suscríbete a este programa

Un estudio reveló por primera vez la presencia de microplásticos en el torrente sanguíneo humano.

La indagación fue realizada por  Heather Leslie y Marja Lamoree, de la Universidad Libre de Ámsterdam (Vrije Universiteit), quienes constataron que minúsculos trozos de plástico provenientes de nuestro entorno vital pueden ser absorbidos por el torrente sanguíneo humano.

Este descubrimiento es parte del proyecto Immunoplast y se publicó en la revista científica Environment International.

La investigación

El método desarrollado se aplicó a la sangre de 22 donantes anónimos y se examinó para detectar la presencia de cinco polímeros diferentes, los componentes básicos del plástico. También se determinó el grado de presencia de cada uno de los polímeros en la sangre.

Este análisis reveló que tres cuartas partes de los sujetos analizados parecían tener plásticos en la sangre, señala la universidad en un comunicado: esta investigación -asegura- es la primera en demostrar que las partículas de plástico pueden acabar en el torrente sanguíneo humano.

La investigación actual demuestra que las personas absorben microplásticos de su entorno en su vida cotidiana y que las cantidades son medibles en su sangre.

La concentración global de partículas de plástico en la sangre de los 22 donantes ascendía a una media de 1,6 microgramos por mililitro, lo que es comparable a una cucharadita de plástico en 1.000 litros de agua (10 tinas grandes).

El tereftalato de polietileno (PET), el polietileno y los polímeros de estireno fueron los tipos de plástico más comunes encontrados en las muestras de sangre, seguidos del polimetilmetacrilato.

¿Qué se viene ahora?

Leslie aseguró que “hemos demostrado que nuestro torrente sanguíneo, nuestro río de la vida por así decirlo, tiene plástico”.

Por su parte, Lamoree añadió que este conjunto de datos es el primero de este tipo y debe ampliarse para conocer la extensión de la contaminación por plástico en el cuerpo de los seres humanos, y señala que: “Con este conocimiento podremos determinar si la exposición a las partículas de plástico suponen una amenaza para la salud pública”.

Esta investigación fue financiada por la ONG internacional Common Seas y el programa ZonMw Microplásticos y Salud, y pretende conocer mejor los posibles efectos de las partículas de plástico sobre la salud y que se puede hacer para limitar los posibles efectos nocivos

Comentarios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ENTREVISTAS, NOTICIAS Y PODCAST